Contra la corrupción: Ministerio Cultura aprueba el Programa de Integridad 2021

El Ministerio de Cultura aprobó el Programa de integridad 2021 para garantizar la prevención, el control y la sanción efectiva contra la corrupción, con la participación activa de los servidores públicos de la entidad.

El Programa de Integridad del ministerio busca fomentar y promover una cultura de integridad y prevención de la corrupción en su sector, en el marco de la normativa vigente.

Para lograr el involucramiento de sus servidores público ha previsto dar a conocer el Código de Ética institucional para que conozcan en qué consiste el programa, establecer categorías de reconocimientos y/o premios por el cumplimiento de valores.

También ha considerado difundir el contenido del Plan de Integridad y Lucha contra la Corrupción del mismo ministerio, informar sobre esu cumplimiento y atención mediante el Sistema de Gestión Documental y solicitudes de acceso a la información.

La Unidad Funcional de Integridad Institucional fue la encargada de elaborar el proyecto del Programa de Integridad del Ministerio de Cultura 2021. Las acciones planteadas para este año fueron trabajadas y proyectadas de acuerdo a las acciones sugeridas en el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción 2018-2021.

Desde el año 2012, el ministerio ejecuta planes de acción de lucha contra la corrupción, lo que ha permitido emplear mecanismos de control y desarrollar una cultura anticorrupción.

Programa de integridad

Como parte de los esfuerzos realizados, mediante la Resolución Ministerial N° 528-2018-MC se aprobó el Plan Anual de Integridad y Lucha contra la Corrupción del Ministerio de Cultura 2019 que tuvo como objetivo general, mejorar la gestión pública impulsando el desarrollo de una administración eficiente, transparente y con valores que contribuya a la lucha contra la corrupción e impulse la integridad pública.

Mediante el Decreto Supremo N° 044-2018-PMC, se aprobó el Plan Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción, en el que se han organizado un total de 69 acciones seleccionadas en un inventario, que se compone por 29 acciones para fortalecer la capacidad de prevención de la corrupción, 21 acciones asociadas a la identificación y gestión de riesgos, y 18 asociadas al fortalecimiento de la capacidad sancionadora del Estado respecto a los casos de corrupción y otros fenómenos asociados.