Conoce los superalimentos para preparar sabrosas sopas que fortalecen el sistema inmune.

La sopa es un potaje ancestral e indispensable en la dieta de los peruanos. Existe una gran variedad de deliciosas sopas regionales, preparadas con tubérculos, granos y cereales oriundos que son considerados superalimentos y que les confieren a estos nutritivos potajes la capacidad de fortalecer nuestro sistema inmune frente a enfermedades como el covid-19.

A continuación, conoce las suculentas sopas regionales preparadas con superalimentos peruanos.
Patasca
Esta sopa es un plato tradicional y emblemático de la sierra central y se prepara con dos superalimentos: el mote y el ají verde, conocido también como ají amarillo o ají escabeche.

El mote es un tipo de maíz de grano grande que se suele consumir cocido y posee un gran valor nutricional al aportar vitaminas A y del complejo B como la B1, B3 y B9 que ayudan al funcionamiento del sistema nervioso central. 

Asimismo, aporta minerales como magnesio, calcio, hierro y fósforo, así como carbohidratos saludables que aportan energía y contribuye a saciar el apetito. Y otro beneficio del mote es que no contiene gluten, por lo que es ideal para prevenir la diabetes o tratar esta enfermedad.

Por su parte, el ají amarillo es uno de los embajadores de las cocinas regionales en Perú. El ají aporta vitaminas A, B y C, así como el compuesto capsaicina que contribuyen al buen funcionamiento del sistema digestivo, evitando las infecciones intestinales y ayuda a combatir el colesterol. Asimismo, el ají es un vasodilatador, por lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y evitar problemas cardiovasculares y la artritis.
Otros ingredientes de este suculento plato regional, que aporta 131 calorías, son: mondongo, aceite, ajo, sal, pimienta, orégano, hierbabuena y perejil. 

Chupe de quinua
La quinua es el insumo principal de este plato emblemático de la cocina ayacuchana. Se trata de un superalimento altamente nutritivo.

Es un grano ancestral andino que aporta proteínas, ácidos grasos insaturados y minerales. Por su contenido de fibra, superior al 6 % del peso del grano, favorece el tránsito intestinal, estimula el desarrollo de bacterias benéficas y ayuda a prevenir el cáncer de colon. Es un alimento libre de gluten, apropiado para los celiacos o personas que no pueden consumir trigo y sus derivados.

Otros insumos de esta sopa regional, que aporta 219 calorías, son ajo, cebolla, orégano fresco, tomate, aceite vegetal, leche evaporada, queso fresco, huevo, pimienta negra, sal, habas frescas.

Chupe de olluco
En este plato emblemático de la gastronomía de Arequipa tiene como insumos estelares al olluco y la papa, cultivados desde tiempos ancestrales en el Perú. 

El olluco es un tubérculo delicioso que aporta vitaminas A, del complejo B (B1, B2 y B3) y C, además de minerales como calcio, hierro y fósforo que son claves para el organismo en su integridad. Aporta muy pocas calorías dado que contiene más de 80% de agua y poco almidón, por lo que es un alimento ideal para evitar el sobrepeso.

Por su parte, la papa es uno de los mayores aportes alimentarios del Perú al mundo. Entre los nutrientes que aporta la papa destacan las vitaminas A y C, minerales como el hierro y el zinc. También posee 189 % más de antioxidantes, sobre todo en su cáscara, y su consumo genera solo 89 kilocalorías, dado que tiene 35 % de materia seca. 

Su fácil digestión permite que la papa sea consumida por personas de todas las edades, teniendo en cuenta que al contener una alta cantidad de antioxidantes previene enfermedades degenerativas y relacionadas al envejecimiento.

Esta receta, que aporta 329 calorías, también contiene ajo, cebolla, tomate, aceite vegetal, leche evaporada, queso, huevo, pimienta negra, sal, fideo tallarín crudo, huacatay.

Sancochado
El sancochado es una de las sopas más populares del Perú. Tiene como ingredientes centrales el camote y la yuca.

El camote es una gran fuente de vitamina A, C, B6 y minerales como calcio, hierro, magnesio y potasio, que reducen el riesgo de hipertensión arterial y accidentes cerebrovasculares. Este tubérculo debe su característico color anaranjado a los betacarotenos, cuyas propiedades ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, así como a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y prevenir el cáncer.  

A su vez, la yuca es un tubérculo cultivado desde hace más de 4,000 años en Sudamericana y destaca por sus propiedades nutricionales similares a la papa. Es un superalimento con alto contenido de hidrato de carbono, molécula orgánica que aporta mucha energía. Además, es rica en vitaminas A, B1,B2,B3, C y E, así como minerales como calcio, hierro, fósforo, magnesio y potasio, esenciales para un óptimo desarrollo y funcionamiento del organismo, sobre todo del sistema inmune.

Otros ingredientes de este suculento potaje, que aporta 252 calorías, son arroz, col crespa, hierbabuena, zanahoria, pulpa de res, papa blanca y sal.
Sopa de trigo
La sopa de trigo es una receta nutritiva y deliciosa de origen andino, un plato potencialmente energético dado que entre sus ingredientes destaca el trigo.

Aunque no es oriundo del Perú, el trigo es un alimento muy energético que destaca por su alto valor en proteínas, que ayudan a la recuperación y desarrollo de los músculos. Asimismo, contiene calcio, necesario para preservar huesos y dientes, así como hierro, que combate problemas de anemia y estimula la generación de glóbulos rojos.

Este suculento plato, que aporta 110 calorías, se prepara también con apio entero, nabo, orégano fresco, poro sin hojas, res, panza de mondongo, sal, zanahoria, cebolla y aceite vegetal.

Aguadito de pollo
Conocido popularmente como “levanta muertos”, este plato consumido en casi todo el Perú aporta 217 calorías y tiene como insumo protagónico al arroz, alimento de origen asiático que se incorporó con éxito y está muy presente en la vasta y variada gastronomía peruana. 

El primer órgano que se beneficia con el consumo del arroz es el intestino, debido a que su fibra alimenticia cumple una función reguladora muy importante en el tránsito intestinal y no resulta irritante para las mucosas del intestino.

El consumo regular de arroz puede ejercer cierta protección frente al cáncer, especialmente de colon, mama y próstata, gracias a la acción de varios de sus componentes. El primero de ellos es su fibra insoluble, que al acelerar el tránsito digestivo ayuda a reducir el efecto de ciertas sustancias cancerígenas sobre las mucosas del intestino. Esta protección está potenciada por la acción del selenio, que protege el sistema inmunitario y evita la formación de radicales libres.

El posee triptófano, un aminoácido presente en las proteínas, así como magnesio y vitaminas del complejo B, esenciales para el buen funcionamiento del sistema nervioso y la producción de energía.

Otros ingredientes de este aclamado potaje son papa, maíz, ajo, cebolla, culantro, espinaca, tomate, zanahoria, aceite vegetal, pimienta negra, arveja, sal, pollo y sus vísceras o menudencia.

Sopa de pollo
Bautizada como la “sopa anticovid”, tiene como protagonista a la pechuga de pollo y la zanahoria.

La zanahoria es una de las hortalizas más nutritivas al ser una fuente excelente de vitaminas antioxidantes C y E, así como una alta concentración de carotenos que le confieren su intenso color naranja. 

Estos compuestos protegen de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer. Los carotenos reducen la incidencia de las cardiopatías en un 45%, fomentan la buena visión y contribuyen a mantener los pulmones sanos, por lo que es fundamental en la dieta de las personas que padecen enfermedades respiratorias. 

La zanahoria es también rica en fibra y minerales como calcio y potasio. Puede consumirse al vapor o cocida, pero se recomienda fresca para aprovechar el falcarinol, un fitonutriente que previene algunos tipos de cáncer, como el de mama, colon y pulmón.

La preparación de esta saludable sopa se complementa con apio, cebolla y finas hierbas.
Alimentación saludable y actividad física
“Al proporcionarnos vitaminas y minerales en nuestro organismo, no solo se detiene la oxidación de las células, sino también se promueve la creación de glóbulos blancos, encargados de luchar rápidamente contra infecciones y virus contagiosos como el covid-19 y otros agentes patógenos”, sostuvo la nutricionista Clara Cristina Nuñez.

Consideró que la composición ideal de nutrientes en estas sopas debería ser: Carbohidratos en 50 % a 55 %, proteínas en 15 % a 20 %, y grasas saludables en 30 % a 35 %.

La nutricionista recomendó a las personas que no olviden practicar actividad física diaria o interdiaria para mantener al cuerpo activo para quemar las calorías excesivas que aportan los alimentos para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo y, sobre todo, nuestro sistema inmune.

Fuente: andina.pe