Conoce las propuestas de Fuerza Popular y Perú Libre en materia de vivienda y saneamiento

Durante sus respectivas campañas, los candidatos al sillón presidencial, Keiko Fujimori, de Fuerza Popular; y Pedro Castillo, de Perú Libre, abordaron el problema de la vivienda y el impulso a más obras de agua y saneamiento. 

La candidata presidencial de Fuerza Popular aseguró que entregará, de llegar al gobierno, dos millones de títulos de propiedad a escala nacional y fortalecerá el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri). E indicó que con la entrega de títulos se podrá agilizar la ejecución de obras de agua potable y saneamiento en las zonas que lo requieran.

“La entrega de títulos nos permitirá hacer rápidamente 3millones de conexiones de agua y desagüe. El agua es fundamental en estos momentos de pandemia”, expresó durante su visita a Chincha, región Ica.

Por su parte, el candidato presidencial de Perú Libre se comprometió a que en un eventual gobierno a su cargo asumirá una verdadera política de vivienda en el país, con la finalidad de otorgarles un título de propiedad a las personas que lo necesitan.

Durante un mitin en Carabayllo, precisó que miles de compatriotas viven, en muchos casos, en casas alquiladas que no son de su propiedad y se endeudan para pagar la renta.

“No solo hay que otorgar un título de propiedad, sino también que el Estado asuma una política de vivienda para todo el país”, planteó.

Explicó que esta propuesta tiene que hacerse realidad porque es un derecho que debe asumirse y, de esta manera, atender una necesidad de miles de peruanos en el territorio nacional.

Internet

Asimismo, Keiko Fujimori detalló que otra de sus propuestas consiste en implementar un subsidio al servicio de internet para garantizar la conectividad y consolidar la educación remota a escala nacional en favor de los niños.

“Compraremos seis millones de computadoras con acceso a internet para todos los escolares y maestros”, añadió.

Agricultura

En otro momento, Pedro Castillo sostuvo que priorizará la agricultura nacional para pasar hacia una segunda reforma agraria, otorgándoles a los agricultores un presupuesto real.

“Hay que darles un banco de semillas, análisis de suelos, apoyo profesional para ver qué sembrar, acompañar este proceso con el asfaltado de las carreteras de las provincias y centros poblados hacia las capitales para que los productos no se pudran”, añadió.