Congreso modifica artículo constitucional sobre Patrimonio Cultural

En primera votación, el pleno del Congreso de la República aprobó modificar la Constitución para precisar que los bienes culturales aun no descubiertos, ubicados en el subsuelo y en zonas acuáticas, son de propiedad del Estado.

Esto se incorporará al artículo 21 del texto constitucional vigente, referido a la protección que el Estado brinda al Patrimonio Cultural de la Nación.

La iniciativa tuvo el visto bueno de 89 parlamentarios, dos votos en contra y dos abstenciones, quedando pendiente de ser sometida a una segunda votación, de acuerdo a los procedimientos establecidos para reformar la Constitución.

El presidente de la Comisión de Constitución, Carlos Almerí (PP) fue el encargado de sustentar el dictamen. Indicó que su aprobación hará que “jamás vuelva a suceder la triste historia del Paititi”, en alusión a la versión que señala que en esa zona amazónica de la región Madre de Dios se habrían sustraído durante la década de 1990 ingentes cantidades de objetos de oro incaicos.

En el dictamen aprobado se añade al texto constitucional vigente la precisión de que el Estado es propietario de los bienes culturales no descubiertos ubicados en el subsuelo y en zonas acuáticas.

Se indica que la titularidad de esta propiedad a nombre del Estado “es inalienable e imprescriptible”.

Asimismo, en el dictamen aprobado se establece que todos los bienes que forman parte del Patrimonio Cultural de la Nación “se encuentran subordinados al interés general”.