Congresistas exigen que Edgar Alarcón deje la Comisión de Fiscalización

La Comisión Permanente por fin sostuvo la sesión para destrabar el trámite de dos denuncias constitucionales contra el excontralor y actual congresista Edgar Alarcón (UPP). Tomó 31 días para que el presidente del Congreso, Manuel Merino (Acción Popular), por fin convocara a la comisión y se votara –en menos de ocho minutos– cada uno de los informes que declaran procedentes las investigaciones que sigue la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, contra el presidente de la Comisión de Fiscalización. Un cargo al que debería dimitir.

PRESIDENCIA INSOSTENIBLE

Precisamente, durante la sesión en que se aprobó por mayoría que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales investigue por 15 días a Alarcón por presunto delito de enriquecimiento ilícito agravado, y otros 15 días por presunto peculado, se escuchó la exhortación para que el excontralor deje la presidencia de Fiscalización.

“Espero que después de esta votación, se pueda retirar voluntariamente de la Comisión de Fiscalización”, expresó Jorge Vásquez (Acción Popular) al dar su voto a favor. Empero, Vásquez fue súbitamente interrumpido por Merino, quien guardaba los casos contra Alarcón en su despacho desde el 6 de octubre pasado.

En declaración a Perú21Gino Costa (Partido Morado) también se expresó a favor de que Alarcón dé un paso al costado de Fiscalización. No obstante, advirtió que no ocurrirá por el blindaje de UPP y sus bancadas aliadas.

“Hace unas semanas discutimos en el Pleno para que deje la presidencia pero hubo una mayoría que lo blindó. Su retiro está en manos de UPP y no creo que lo cambien. En campaña, el partido de Antauro Humala hablaba de fusilar a todos los corruptos, pero ponen a un corrupto en una comisión encargada de investigar a la corrupción”, criticó.

En el mismo sentido opinó el miembro titular de Fiscalización, José Luis Ancalle (Frente Amplio): “Su idoneidad se pierde porque arrastra procedimientos administrativos, penales y ahora acusaciones constitucionales. Por eso desmerece que deba manejar una comisión tan importante”.

Pese a que carga graves denuncias de corrupción en su contra, Alarcón expresó que no renunciará a Fiscalización. Expresó que los casos presentados por la fiscal de la Nación “tienen un trasfondo político” por haber denunciado al presidente Martín Vizcarra por el caso Chinchero cuando fue ministro de Transportes y Comunicaciones.

Durante la sesión, llamó la atención que UPP no defendiera a su correligionario y votara a favor de continuar la investigación. Fuentes del partido indicaron a este diario que se trataría de una represalia de José Vega (ver recuadro). En tanto, quienes sí lo defendieron fueron congresistas de Fuerza Popular, Somos Perú, Acción Popular, Podemos y APP que votaron en abstención.

DATO:

– En la sesión de la Comisión Permanente de ayer, también se votó a favor de investigar por 15 días al expresidente del Congreso Daniel Salaverry y a los excongresistas Héctor Becerril, Clemente Flores y Lizbeth Robles.

UPP IMPLOSIONA POR LÍOS

Las internas siguen dividiendo a UPP y ello se comprueba con la votación de ayer: José Vega y Javier Mendoza votaron a favor de seguir la investigación contra su correligionario Edgar Alarcón. Según fuentes, se trataría de una represalia por un comunicado que el excontralor firmó con otros tres congresistas porque no les permitieron participar en la elección de los precandidatos a los comicios.

Si bien Alarcón rechazó que se trate de una venganza, no descartó el conflicto en UPP, que llegó a tal punto que si Vega no explica qué ocurrió en la designación de las precandidaturas, los cuatro dejarían la bancada. Esto será decidido la próxima semana. Ello va de la mano de una invocación hecha por Virgilio Acuña, quien acusa a Vega de traidor. “Estamos evaluando formar una propia bancada”, agregó Alarcón.

De ocurrir la separación, Fiscalización ya no estaría a cargo de Alarcón, sino de otro congresista que designe UPP.

Fuente: Peru21