Como “persecución política”, Fuerza Popular calificó recientes allanamientos

Fuerza Popular calificó como un “atropello” y “persecución política” el allanamiento a dos inmuebles para obtener información relacionada a la campaña de Keiko Fujimori en el 2011.

Según indicó el partido fujimorista, esta medida, que fue aprobada por el juez de investigación preparatoria Víctor Raúl Zúñiga, se sustenta en la búsqueda de libros y actas que “ya están en manos del Ministerio Público desde diciembre del 2017”.

“La acción del Ministerio Público afectó los derechos de dos personas que nunca fueron citadas como testigos y no se les pidió documentación alguna. Constituye un atropello y una injusticia más en el marco de las investigaciones a Keiko Fujimori”, señalaron.

Fuerza Popular también vinculó los recientes allanamientos a la información difundida en la víspera por el procurador anticorrupción, Amado Enco, quien dijo que la fiscalía ha encontrado nuevos indicios relacionados al caso Chinchero.

“Fuerza Popular ha demostrado que colabora con las investigaciones y no pone obstáculo alguno con el fin de absolver cualquier interrogante sobre el financiamiento de la campaña electoral del 2011, pero sí eleva su protesta ante lo que constituye un evidente uso político de la justicia”, concluye el documento.

El fiscal José Domingo Pérez detalló que solicitó el allanamiento de dos inmuebles ubicados en Miraflores y Surco porque las investigaciones han permitido acreditar que diversos documentos relevantes fueron sustraídos durante las diligencias del 7 de diciembre del 2017 en los locales partidarios de Fuerza Popular.

“Está debidamente acreditado que fue sustraída. Tenemos una línea de investigación de que podría estar oculta (en estos inmuebles) pero también hay otra línea de que habría sido incinerada luego que fuese sustraída del alcance de los fiscales”, señaló el fiscal del equipo especial Lava Jato. Peru21.