Combate la hipertensión y fortalece tu sistema inmune consumiendo la seductora fresa

Presente en todas las zonas de clima templado en el mundo, entre ellas el Perú, la fresa es una fruta que no solo destaca por su seductora apariencia y color rojizo, sino también por sus sobresalientes propiedades nutritivas y bondades para el buen funcionamiento del sistema inmune que la colocan en el sitial de los superalimentos que no deben faltar en una dieta saludable.

Atributos nutricionales
La fresa es una muy buena fuente de vitamina C que interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción de hierro de los alimentos, además de potenciar la resistencia a las infecciones, entre ellas el covid-19. También aporta vitamina E, que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad.

Del mismo modo, la fresa contiene ácido cítrico, que tiene una acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potenciando la acción de la vitamina C. Igualmente, es rica en ácido salicílico, de acción antiinflamatoria y anticoagulante; ácido fólico que interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. Su color rojizo característico se lo debe a pigmentos vegetales llamados flavonoides.

La fresa posee minerales importantes para el organismo como el calcio, fundamental para los huesos y dientes, así como el magnesio que es clave para el óptimo funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro; y potasio que es necesario para la transmisión y generación de los impulsos nerviosos, para la actividad muscular e interviene en el equilibrio del agua dentro y fuera de la célula.

Bondades para la salud
Consumir fresa con frecuencia ayuda ostensiblemente en el óptimo funcionamiento del sistema inmune por el importante aporte antioxidante de las vitaminas C y E, además del aparato digestivo dado que posee mucha fibra que favorece el tránsito intestinal. 

Consumir 100 gramos de fresa cubre la necesidad diaria de vitamina C que es de 80 miligramos. Con ello se contribuye a neutralizar a los radicales libres, que son moléculas que afectan la buena salud al acelerar el envejecimiento, alterar la funcionalidad y el ADN de las células y con ello propiciar la aparición de diversos tipos de cáncer y enfermedades degenerativas.

Dado su alto contenido de potasio, el consumo de fresa es recomendado para las personas que padecen hipertensión arterial o afecciones al sistema cardiovascular. También se aconseja su consumo para las personas que toman diuréticos que eliminan el potasio en la orina. 

Fruta versátil
La fresa es una de las frutas preferidas para la industria alimentaria y a partir de ella se producen refrescos, gelatinas, helados, yogur, batidos, entre otros, y también es muy requerida en la repostería para decorar tortas y pasteles en los que destaca su forma y color. 

Cuidados al comer fresa
En vista que esta fruta crece, generalmente, al ras de los terrenos agrícolas y en ciertos casos se riega con aguas no tratadas, es fundamental lavarla bien antes de consumirla para evitar el contagio de eventuales infecciones gastrointestinales u otras enfermedades derivadas de una mala higiene alimentaria.

Fuente: Agencia Andina