China respondió este jueves con la devaluación de su moneda al anuncio de Estados Unidos de imponer aranceles adicionales de 10% a seis mil productos del país asiático.

El yuan se depreció hasta valores de 2016, tras una intervención del Banco Popular de China, reseñó RT.

El curso del yuan con respecto al dólar retrocedió 1,1%, la más fuerte caída en un día desde enero de 2016.

En medio de la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China, los estadounidenses pronto podrían pagar más por bienes que probablemente no sabían que provienen de ese país, como consecuencia de una nueva ronda de aranceles que el gobierno del presidente Donald Trump propone aplicar a las importaciones chinas a partir de septiembre, por un monto de 200.000 millones de dólares.