Chimbote: Desaparece cama UCI valorizada en 24 mil soles y autoridades no saben cuándo ocurrió

Un supuesto robo ha escandalizado a las autoridades de Áncash. Se trata de la desaparición de una cama especialmente diseñada para la atención de pacientes críticos en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), cuyo costo es 240 mil soles.

El informe realizado por Correo, indica que la cama desapareció del hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón de Nuevo Chimbote hace aproximadamente 20 días.

Tras conocer la noticia, el titular de la Dirección Regional de Salud de Áncash (Diresa), Luis Huamaní Palomino, ha dado un plazo de 24 horas al director del mencionado nosocomio, Edgar Caballero Cano, para que presente un informe “urgente y detallado” sobre esta grave situación.

“El problema es que no saben ni siquiera cuándo ha ocurrido. Dicen 15 o 20 días, por eso necesitamos el informe cuanto antes para hacer la denuncia correspondiente”, cuestionó.

En esa misma línea, la Procuraduría Anticorrupción del Santa también viene investigando la desaparición de este equipamiento. “Hemos tomado el caso de oficio. Vamos a recabar información por la presunta comisión de peculado por apropiación. Se ha asignado a un abogado para formular una denuncia”, refirió el procurador Richard Asmat Urcia.

Sospechosos

El titular de Salud de Áncash señaló como el principal responsable político de lo ocurrido al director del hospital, Edgar Caballero Cano, pese a que él dijo que el bien no fue incorporado al patrimonio de la institución. Luego señaló el procedimiento que se sigue cuando un bien llega a un hospital público.

Huamaní también señaló que si se comprueba que el costoso equipamiento salió por la puerta, los vigilantes serán los responsables.

Así desapareció la costosa cama de UCI

Cabe señalar que, la cama especial fue bajada al primer piso del nosocomio porque estaba fallando el sistema eléctrico.

Hasta el lugar llegó un personal de mantenimiento de Lima para repararlo. Sin embargo, el técnico dijo que no la podía reparar y sugirió que la envíen a Lima. 

Desde entonces, todos aseguran desconocer dónde está la cama especial para pacientes graves de COVID-19.