Chile abrirá frontera terrestre con el Perú en diciembre tras ocho meses de cierre

 Las autoridades sanitarias de Chile anunciaron que el país abrirá sus fronteras terrestres a partir del 1° de diciembre, después de un cierre que se ha extendido durante ocho meses y durante el cual solo ha estado permitido el ingreso parcial por contados aeropuertos.

Santiago de Chile. Agencia EFE
Según afirmó la subsecretaria de Salud, Paula Daza, se podrá ingresar al país por vía terrestre mediante tres puntos: Chacalluta y Colchane (al norte), que colindan con el Perú y Bolivia, respectivamente, y Pino Hachado, en la región de La Araucanía (centro-sur), un emblemático cruce con Argentina.

Estas entradas se suman a los cuatro aeropuertos ya habilitados ubicados en Santiago y en las localidades de Iquique y Antofagasta (al norte) y Punta Arenas (en el extremo sur), agregó Daza.

Podrán ingresar por cualquiera de estos siete puntos todos los chilenos y extranjeros residentes, los viajeros no residentes con vacunas validadas por el Ministerio de Salud o los menores de 6 años.

“Quienes tengan dosis de refuerzo registrada y validada no harán aislamiento ni test diagnóstico al llegar”, agregó la subsecretaria, pero el resto deberá realizar un test diagnóstico y una cuarentena de cinco días en caso de no estar vacunados.

Chile cerró las fronteras en abril, cuando atravesaba una segunda ola de la pandemia que puso contra las cuerdas al sistema sanitario y las reabrió para todo tipo de personas, residentes o no, el pasado octubre, pero solo por vía aérea.

Pese a que el país atraviesa un leve repunte de la pandemia desde hace casi dos meses, la crisis sanitaria sigue controlada, no hay ningún municipio en cuarentena total y la tasa de positividad en las pruebas PCR fue del 3.2 % en las últimas 24 horas.

Chile ha desplegado una de las estrategias de vacunación más exitosas del mundo: supera los 7 millones de dosis de refuerzo y más del 90% de la población objetivo ya ha recibido al menos dos, la mayoría con la vacuna china Sinovac, pero también Pfizer, AstraZeneca y CanSino.

Con el objetivo de frenar la propagación del virus, a partir de diciembre se exigirá a todos los mayores de 45 años la tercera dosis para poder usar su carné de vacunación, un pase gubernamental que permite eventos con mayores aforos y ser atendido en el interior de bares y restaurantes.

Fuente: El Peruano