César Hinostroza no renunciará al cargo de juez supremo

Afirma que no ha cometido ninguna falta cuando contestó la llamada que le hizo Salvador Heresi.

Aun cuando el Poder Judicial ha dispuesto su impedimento de salida del país por estar implicado en los audios difundidos en los últimos días, César Hinostroza no renunciará al cargo de juez supremo.

Así lo dejó en claro tras afirmar que no ha cometido ningún delito y asegurar que el audio donde se le escucha hablando con el ahora exministro de Justicia, Salvador Heresi, no constituye una falta. “A mí me llaman para consultarme y piden cita a mi despacho, les doy cita y nunca vinieron, ¿cuál sería la falta?”, sostuvo.

Dijo que la consulta que se le formuló fue como especialista en delito de lavado de activos a consecuencia de una sentencia publicada en la página web del Poder Judicial.

Por otro lado, opinó que la Fiscalía solicitó su impedimento de salida del país solo “por una presión mediática”. Y advirtió que se han vulnerado sus derechos pues la medida se dictó sin escuchar sus descargos.

También dijo que IDL lo persigue hace once años, “porque siempre ha denunciado la doble moral” que en su opinión tiene dicha institución y sus “deseos de captar el Consejo Nacional de la Magistratura”.

En cuanto al audio que se refiere a la “señora K de la F1” y que muchos señalan que no sería otra que Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular,  Hinostroza dijo que nunca se reunió con ella y añadió que cuando se produjo dicha grabación no se sabía que la investigación por el caso de los cocteles llegaría a su despacho.

¿LA CASA DEL JABONERO?

De acuerdo con una fuente judicial, los abogados José Ugaz y Luis Vargas, afines a IDL, también se reunieron con el juez César Hinostroza. Las visitas de ambos hombres de leyes quedaron grabadas en las cámaras de seguridad del Poder Judicial, aseguran los voceros.

“Hay que pedir los videos y registros de todos los personajes que  han visitado  las oficinas de los jueces, y se verá que son quienes ahora se rasgan las vestiduras”, dijo la fuente judicial, quien sin embargo indicó que dichas reuniones no constituyen ningún delito o falta.