César Hildebrandt: «No espero nada en términos de estabilidad, democracia y progreso para el país»

Sobre el próximo gobierno peruano que se instalará el 28 de julio tras definirse la segunda vuelta electoral entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori, el reconocido periodista César Hildebrandt expresó: «No espero nada en términos de estabilidad, de compromiso por la democracia y de avance y de progreso». Consideró que la elección que tiene la ciudanía entre ambos postulantes es un dilema que nos lleva a escoger entre «el precipicio o el abismo».

Hildebrandt dijo que «el desinterés por la política produce estos dilemas, angustias y encrucijadas tremendas para el país». Avizoró que surgirá un «gobierno acosado. Si gana Keiko hará todo lo posible por acumular poder (…) y creará tensiones sociales gigantescas. (…) Si gana Castillo tendremos un gobierno intrínsecamente débil con un Congreso hostil que va a paralizar cualquier reforma que piense sostener». Añadió que «esto es el resultado de una crisis social, ética, política de un país que se creían en marcha al desarrollo pero que fue desnudando por una pandemia en toda su desigualdad y miseria social».

Al consultársele si alguna vez pensó participar en la política nacional, dijo: «fui alguna vez preso del narcisismo, pero no tanto. (…) Nunca el narcisismo me atrajo tanto como para creerme candidato a la Presidencia. (…) Me interesa mucho más el periodismo que la política, (que) me produce una mirada de observador crítico y escéptico, pero nunca me he imaginado sumergirme en la política”. Agregó que los periodistas hacen política a su estilo; sin embargo, en su caso nunca hizo «política de derechas», ya que «nunca pude aceptar la hegemonía cultural y hegemónica de la derecha».

Al preguntársele si regresaría a la televisión, reveló: “De mi no depende. La televisión me desterró en el año 2006 y gracias a eso, pudimos sacar el semanario que hasta ahora dura y espero que dure mucho más. Pero no extraño la televisión, menos esta televisión. Veo los programas de hoy y digo: ¡Dios mío la que me salvé!”. Agregó que “ante esta dictadura absoluta del contenido de la televisión nacional, yo tendría que haber salido corriendo o corrido; como salí en 14 programas donde tuvieron que echarme porque no aceptaba consignas”.

Recordó que en el 2006 se negó a sumarse a una campaña mediática en contra del candidato Ollanta Humala. Añadió que «se tomó la decisión de apoyar al Sr. García y de satanizar al Sr. Humala». Al informársele que tenía que acatar ese dictado, el periodista rememoró: «Y por supuesto me reí. Y por supuesto que la desacaté, y por lo tanto me rescindieron el contrato a finales de febrero del 2006. (…) Fue la última vez que estuve en la tele».

Luego añadió: “Años después, alguien vinculado al Sr. García, ganador de esas elecciones (en el 2006) me dijo casi como un mensaje de Palacio: ‘Entendieron que el sistema podía vivir sin tí. Entendieron que la televisión era mejor sin ti’. Tuve toda la razón, el destierro no era provisorio, era definitivo. Algún día contaré estas cosas en un libro ameno y divertido”.

César Hildebrandt, periodista de larga y reconocida trayectoria, dio estas y otras impresiones en entrevista para la Red de Medios Digitales del Perú, del cual forma parte INFOREGIÓN

Fuente: inforegion.pe