Casos de COVID-19 se disparan en la sierra de Piura

Casos positivos al COVID-19 se disparan en Ayabaca, Huancabamba y Morropón. Con casi 10 mil casos, población pide mayor control a turistas, reforzar los establecimientos de salud y presencia del Ejército.

Según el último reporte de la Dirección de Salud, las zonas alto andinas de la región presentan casi 10 mil casos de contagios por COVID-19, preocupando no solo a las autoridades sino a la población, quienes se quejan del poco trabajo preventivo en las zonas, como en Canchaque, donde los contagios se han disparado y las muertes se dan casi a diario.

El ingreso de personas ajenas a las zonas, así como de turistas, sería una de las razones del incremento de casos positivos entre la población, por lo que se exige mayor control y mano dura a los transportistas que “facilitan” los viajes sin ejercer los protocolos de bioseguridad.

La provincia de Ayabaca reporta mil 547 personas con el virus, siendo la misma capital (Ayabaca) que presenta el mayor número de contagios (420), le sigue Huancabamba, donde mil 667 personas tienen el virus. Morropón es otro sector de la sierra que muestra altos índices de contagio, reportando 4 mil 335 casos.

Turistas

Para la población, como en Canchaque, una de las razones del alto nivel de pobladores contagiados (casi 400 casos activos) es el ingreso de turistas y vehículos sin el más mínimo control.

“A Canchaque siguen llegando turistas, en plena inmovilización la gente llegaba, iba a Los Peroles y nadie decía nada. La Policía no se da abastos y las autoridades de salud no se preocupan del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad”, indicó una vecina del distrito, quien prefirió no identificarse.

Recalca que en el distrito no hay médico de turno las 24 horas y “si uno se enferma tiene que comprar su medicamento por su cuenta. No se cómo harán si se requiere trasladar a un paciente, pues el único chofer de la ambulancia falleció de COVID”, manifestó.

Ejército

Tanto los pobladores de las zonas rurales como conductores de ruta, solicitan la presencia del Ejército, sobre todo en las entradas de los distritos para hacer cumplir los requisitos de viaje.

“En Canchaque no hay presencia del Ejército, no hay quien ayude a controlar a que las personas identificadas con el virus cumplan su cuarentena”, señaló.

A pesar que las autoridades de Ayabaca y Huancabamba han asegurado la compra de plantas de oxígeno, la población sigue muriendo.