Candidato de Keiko aportó dinero de origen desconocido a campaña de 2011

Juan Lizarzaburu Lizarzaburu, candidato al Congreso de Fuerza Popular, entregó 10 mil 541 dólares de origen desconocido a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011. El fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, sospecha que el número 1 de la lista de candidatos fujimoristas residentes en el extranjero aportó a su lideresa dinero ilícito de Odebrecht junto con otras 23 personas.

Su nombre figura en la lista de financistas desde el extranjero que el partido entregó a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en 2011. En dicho reporte se lee que ciudadanos y empresas dieron a Fuerza Popular cerca de medio millón de dólares desde Europa, Estados Unidos y Canadá.

El fiscal Domingo Pérez aseguró a Wayka que Lizarzaburu y los otros aportantes habrían cometido el delito de lavado de activos. Pero que ello se determinará más adelante en investigaciones individuales.

Las autoridades denominan “pitufeo” a la modalidad de lavar dinero de origen sospechoso mediante varios individuos, que al ser interrogados, afirman desconocer de dónde salió la plata.

“Si yo me pongo a investigar a toda la estructura, o al 100% de quienes participaron como colaboradores, o sea, personas que se prestaron para que figuren sus nombres y puedan pitufear el dinero, pues definitivamente no podría acabar la investigación y, según lo que tenemos a nivel de Fiscalía, ya hay mérito suficiente para concluir la investigación (contra Keiko Fujimori). Eso no significa que se va a dejar de investigar. Solo que ya no será como parte de la carpeta 55-2017. (…) Ahorita los testigos, los colaboradores, los están presionando, los están amedrentando. Hay inestabilidad propia de la investigación”, añadió.

En tanto, Wayka pudo acceder a parte del interrogatorio que el equipo del fiscal efectuó al aportante y candidato fujimorista Juan Lizarzaburu para conocer de dónde provino el dinero que donó a Fuerza Popular en 2011.

La ruta del dinero

El 24 de octubre de 2017, la Fiscalía citó a Lizarzaburu, quien contó que, durante la campaña de Fuerza 2011 (Fuerza Popular) en España, trabajó con dos coordinadores de las bases de Barcelona y Madrid.

“En España había dos bases: en Madrid y Barcelona, habiendo dirigentes en cada base. Cada dirigente tenía sus responsabilidades para lograr los objetivos, dentro de los cuales se pagaba la comida de los dirigentes, polos, vinchas, publicidad, todos los gastos que conlleva trabajar con un grupo humano con un objetivo que era la campaña presidencial 2011. Los gastos fueron cubiertos por las aportaciones de las actividades realizadas por los simpatizantes de España y Madrid entregándose al partido una suma de 9 mil a 10 mil dólares americanos aproximadamente, siendo dicha suma lo restante, fuera de los gastos realizados”, se lee en el acta de declaración. Es decir, los 10 mil 541 dólares que aportó al partido fue lo que sobró de todo los recolectado para la campaña de Fuerza 2011.

Pero no existen registros contables del dinero donado por los seguidores. Tampoco entregaron boletas ni pagaron impuestos. Lizarzaburu negó conocer a las personas que hicieron aportes.

En entrevista con Wayka, Lizarzaburu reveló que los encargados de recibir los aportes de los simpatizantes fueron Manuel Silvestre, de la base de Barcelona, y Alfonso Molina, de la base de Madrid.

“A mí me convocan para llevar la base de España y yo conformo dos bases, una en Madrid y una en Barcelona. Entonces, ambas bases recaudan su dinero”, afirmó.

Cuando le preguntamos si consultó a sus coordinadores la forma en que se recogió la plata, respondió entre balbuceos: “No. Bueno, eso se ha aportado así, así, asá, pero bueno …”.

Una campaña ‘austera’

Para conocer las actividades que permitieron recaudar los más de 10 mil dólares en España, nos comunicamos con Manuel Silvestre:

“¿Usted recibió dinero de algún simpatizante?”, le preguntamos.

“De nadie. Nosotros lo único que hicimos, para serle sincero, lo único que hicimos es una pequeña actividad, como una pollada bailable, para recaudar solamente para las comidas de los personeros. Nada más”, contestó Silvestre.

El coordinador de Barcelona calculó que, con el aporte de entre 30 y 40 personas, recolectaron 500 euros como máximo. No sobró nada, pues todo lo utilizaron para comprar los almuerzos de 30 personeros del partido, quienes no llegaron a ocupar ni el 50% de las mesas de votación.

“Ha sido una cuestión austera, ni siquiera se hizo campaña. (…) No hubo prácticamente nada de dinero. (…) Llamábamos a nuestras amistades más cercanas, gente que quería estar como personero. Lo único que se hizo fue una aportación para su comida y nada más. De ahí afiliados o comité de base, allá nunca ha habido”, desmintió.

Agregó que, durante la campaña 2011, solo vio una vez a Lizarzaburu. Después de ello, no volvió a tener noticias de él.

“Que demuestre quién le dio el dinero, de dónde lo sacó y a quién le dio porque el señor está viendo algo que no es”, dijo.

Un personaje desconocido

Alfonso Molina fue el otro coordinador que, según Lizarzaburu, le entregó la mayor cantidad de dinero recolectado en España.

En un intento por ubicarlo, nos percatamos que Molina falleció, pues uno de sus familiares pidió una solicitud de sucesión intestada a su nombre. Además, en su ficha Reniec figura como tal.

Preguntamos a simpatizantes de Madrid, que en 2011 apoyaron la candidatura de Keiko Fujimori y prefieren el anonimato, si conocieron a Molina y aportaron dinero. Lo negaron.

“(…) Nunca llegué a conocer un comité de organización del partido por estas ciudades.  Solo varios simpatizantes. (…) En 2011, no tenía razón si eran eventos profondos. Simplemente pensé que pudieran ser actividades para dialogar y acordar propuestas, reivindicaciones comunes y actuales de esa época. (…) Nunca (fueron) actividades grandes para recaudar fondos, eran más bien eventos donde se gastaba”, respondió uno de ellos.

“Eso es mentira, nadie aportó ningún dinero. (…) Lo que yo sé es que la gente que estaba reunida con ellos eran gente que vive solamente de un sueldo mínimo”, contestó otro.

No es la primera vez que un investigado declara que el dinero aportado a Fuerza 2011 (Fuerza Popular) lo consiguió por eventos profondos. El fiscal Domingo Pérez contó que una ciudadana, que figuró en la lista de financistas, respondió que obtuvo el monto por anticuchadas que ella misma organizó.

“Luego se descubrió que ella formaba parte del grupo de Jorge Yoshiyama, de las personas a las cuales prestaron sus identidades y en una segunda declaración, ella declara que en efecto ella no había realizado este tipo de actividades”, puntualizó.

El fantasma de los aportes vuelve asomar, pese a que la Fiscalía continúa las investigaciones a la candidata presidencial del fujimorismo. Entre tanto, tres son los candidatos congresales en el exterior que postulan por un escaño, y aunque parecen un misterio, Lizarzarburu podría traernos sorpresas.

Fuente: Wayka.pe