Callao: sentencian a cadena perpetua a sujeto que abusó de su menor hija en reiteradas ocasiones

Inocentemente aceptó dormir junto a su padre, a pedido de este, como una muestra de afecto pero sus noches se convirtieron en pesadilla para una niña de 13 años. Juan Palomino Siccos (64) fue sentenciado a cadena perpetua por la Corte Superior de Justicia del Callao tras encontrarlo responsable del abuso sexual que cometió contra su hija en reiteradas ocasiones.

Fue el Juzgado Penal Colegiado Permanente conformado por los magistrados Gino Delzo Livias (presidente), Eva Vásquez Vásquez y Gladys Díaz Durán, quienes se encargaron de sentenciarlo con la máxima condena. También le impusieron el pago de S/5 mil por concepto de reparación civil a favor de la víctima.

Los abusos sexuales se cometieron entre diciembre de 2014 y enero de 2015. Producto de estas vejaciones, la agraviada presenta un severo cuadro de afectación psicológica, cognitiva y emocional; repercutiendo en su desarrollo personal y área psicosexual.

La pesadilla que le tocó vivir a la menor se inició cuando ella decidió ir a vivir con su tío paterno debido a la inestable relación que tenía con su madre. En la misma casa residía su padre.

Palomino Siccos le pidió a su hija dormir juntos, por lo que ella accedió como un acto de afecto. Sin embargo, fueron en estos momentos cuando el condenado realizó constantes vejaciones contra su hija, ofreciéndole objetos de valor a cambio de su silencio.

La hermana mayor de la agraviada, testigo de los vejámenes, denunció a su padre en la comisaría de Condevilla.