Cae banda que ofrecía carné de vacunación bamba

Policía detuvo a estos sujetos, quienes ofrecían los carné de vacunación bambas para aquellas personas que no querían vacunarse, atentando contra la salud de la ciudadanía en Chiclayo.

En el informe, se indicó que estos malos ciudadanos que hoy se encuentran en la Dirincri de Chiclayo, vendían los carnets falsos a 40, 50, 80 y hasta en 200 soles, dependiendo de la información que se pedía como el tipo de vacuna contra covid-19.

El jefe de la segunda macro región policial de Lambayeque, general PNP Jhon Veliz Noriega, contó que estos malhechores habían aperturado una página de ventas en las redes sociales y hasta publicado en grupos de compra y venta como ‘Chiclayo Vende’, donde un sujeto estaba ofertando estos carnets de vacunación.

“El día de ayer personal de investigación del área de estafas y falsificaciones logró la intervención de cuatro personas por encontrarse presuntamente implicados y comprometidas en el delito contra la fe pública y salud pública. Estas personas tenían los carnets con el formato listo para ser llenados con las dos firmas y sellos de profesionales de salud de la región Lambayeque”, manifestó.

Asimismo, se ha tomado el nombre de una enfermera y una licenciada de la salud, los cuales estaban listos para ser colocados en los certificados falsos de vacunación.

“La oferta era para mayores y también para los niños menores de 5 años. Sabemos que la programación de la vacunación a esta población está próxima y por ello, ya estaban listo para seguir ofreciendo este producto ilícito e ilegal”, precisó.

De esta manera, el agente policial exhortó a la población local a que no compren estos certificados falsos porque aparte de cometer un delito, están atentando contra su integridad y de las demás personas, debido a ponerse en peligro de contagio de covid-19 y hasta de morir por la mortal enfermedad.

Finalmente, se contó que se había hecho un seguimiento a las cuentas bancarias de estos presuntos delincuentes para poder hacer las investigaciones, y cuando se llegó a las instalaciones donde operaban, se observó más carnets falsos en un centro de impresión.

Fuente: Limay