Cada día faltan 30 toneladas de oxígeno, alerta la Defensoría del Pueblo

“El principal riesgo que tenemos es que se acabe el oxígeno, porque una cama sin oxígeno es una cuestión inútil”, es la advertencia que hace Alicia Abanto, adjunta para la administración estatal de la Defensoría del Pueblo (DP).

La segunda ola de la pandemia de COVID-19 en el Perú empezó con fuerza y uno de los  principales temores de quienes tienen a un familiar internado en una cama de hospitalización es que el centro de salud se quede sin oxígeno, pieza indispensable para la atención de personas enfermas con el virus.

“El principal riesgo en este momento es la carencia de oxígeno, no solo de que se vayan acabando las camas. Esos dos son indicadores que hay que revisar diariamente”, apuntó Abanto.

En diálogo con Correo, la representante de la DP advirtió que “puede ser que antes que se acaben las camas, puede acabarse el oxígeno”.

Cabe precisar que en los últimos días se han reportado extensas colas para conseguir llenar balones de oxígeno, incluso las personas hacen fila hasta 72 horas y duermen en la calle.

Motivos. Efectivamente, la cantidad de oxígeno en el Perú se está terminando.

El lunes, Linde Perú, empresa que produce y distribuye oxígeno medicinal, advirtió que el incremento exponencial de la demanda de este producto superó la capacidad de producción de las empresas privadas del sector.

Mediante un comunicado, precisaron que si bien incrementaron su capacidad de 200 a 220 toneladas por día, no es suficiente para la demanda de 250 toneladas para atender a más de 300 establecimientos de salud.

“Linde Perú alertó al gobierno desde hace varias semanas sobre esta situación a fin de que se busquen fuentes alternativas de oxígeno, como viene ocurriendo en los demás países de la región”, recordaron.

Desde la Defensoría, mostraron su preocupación en que la carencia de oxígeno llegue antes que la falta de camas.

“Tenemos una carencia de 30 toneladas diarias. Eso significa que en los hospitales con mayor demanda y que son abastecidos por Linde ya hay escasez de oxígeno a pesar de que existan camas de hospitalización”, explicó Abanto.

ALERTA. Además, pidió poner atención en Lima pues se han reportado hospitales con escasez de oxígeno.

Sin embargo, aclaró que las plantas de oxígeno no son la solución.

Explicó que lo que producen las plantas equivalen al 7%, lo que quiere decir que si el gobierno propone como solución la instalación de plantas, sería necesario que precisen “cuánto oxígeno van a producir” y “qué porcentaje se llevarán”.

En ese sentido, hizo un llamado para que el Gobierno se pronuncie sobre un plan de acción para el oxígeno medicinal.

RESPUESTA. En la misma línea, la ministra de Salud Pilar Mazzetti, se refirió ayer con preocupación sobre el tema y precisó que “el consumo de oxígeno es el problema más importante” que afronta el Perú en este momento. Esto debido a su alta demanda, que creció en un 200%.

Durante la conferencia de prensa de la Presidencia del Consejo de Ministros, la titular de Salud anunció la aprobación de un decreto que urgencia que permitirá viabilizar el trabajo alrededor del oxígeno.

“Antes teníamos que  hacer todo un procedimiento complejo para transportar el oxígeno. Se está autorizando el transporte, la conversión de oxígeno gaseoso a oxígeno líquido”, explicó.

Incluso, se tendrá la posibilidad de poder adquirir oxígeno del exterior y de ser necesario, las plantas de oxígeno no solo se podrán adquirir en el país, sino también del extranjero.

A esto se le sumará un mayor uso de pruebas moleculares.

Para todo lo antes mencionado, el gobierno tiene disponibles S/157 millones.

EsSalud: Automedicarse con oxígeno puede ser fatal

EsSalud advirtió que la automedicación del oxígeno medicinal para prevenir complicaciones del COVID-19 puede ser fatal, no solo agravando la salud de los pacientes, sino también ante el riesgo de ocasionar un paro respiratorio o fibrosis pulmonar. “Podría generar una intoxicación de la persona, hay que tener cuidado”, precisaron en un comunicado

Fuente: Diario Correo