Beneficios de trabajar con un Agente Inmobiliario.

El proceso de compra-venta de inmuebles es un mundo desconocido para muchos.

El Agente Inmobiliario es una persona que a base de su experiencia y estudios, es conocedora del mundo de bienes raíces y por lo tanto tiene la capacidad de asesorarte al momento de alquilar, comprar o vender una propiedad.

Se tiene una idea equivocada sobre trabajar con Agentes Inmobiliarios, pensando que estos suben el precio de la propiedad a su propio beneficio, lo cual es falso. El precio inicial lo pone el propietario, y el trabajo del Agente parte desde ahí, realizando un estudio de mercado para poder acordar un precio justo y acorde a este, antes de ofrecerlo a los posibles compradores.


Un Agente Inmobiliario conoce las bases y herramientas legales que vas a requerir al momento de alquilar, vender o comprar un inmueble. Es decir; todos los documentos que se van a necesitar y la importancia de cada uno de ellos.

La tasación del inmueble es de sumo interés en la compra y venta, pues en este proceso, un profesional determina el valor económico real de un bien raíz en función de sus características, ya sea un terreno, departamento o una casa. La persona ideal para asesorarte en este proceso es el Agente Inmobiliario.

Dentro de todas las ventajas de trabajar de la mano con un profesional, cabe mencionar que esta persona cuenta con los recursos e influencias para promocionar tu propiedad, filtrando a los interesados para garantizar una transacción 100% segura. Además, el conocimiento y la experiencia negociando es algo que caracteriza a los Agentes Inmobiliarios y por esto mismo logran identificar las mejores oportunidades para ti.

El trabajo final del Agente es convertir la compra o venta de un inmueble, en una experiencia gratificante, tanto para el vendedor como para el comprador, brindando confianza, ahorrándoles tiempo, dinero y priorizando la seguridad en todo el proceso, trabajando con ética y profesionalismo.

Fuente: Perú Rec