Barcelona salva su racha de triunfos ante un Dinamo diezmado por el covid-19

El Barcelona llevó a tres partidos su pleno de triunfos en la Champions este miércoles al batir con sufrimiento por 2-1 al Dinamo de Kiev, un equipo que llegó al Camp Nou diezmado por las bajas, con hasta nueve jugadores ausentes tras dar positivo al coronavirus.

Un tanto de penal de Lionel Messi (5) y un cabezazo de Gerard Piqué (65) dejaron los tres puntos en Barcelona. Ya en la segunda parte (75) Viktor Tsygankov hizo el 2-1. 

Tras dos victorias frente al Ferencvaros y la ‘Juve’, este nuevo triunfo mantiene al Barcelona cómodamente asentado en la punta de la tabla del grupo G una vez finalizada la primera vuelta, con 9 puntos, tres más que la Juventus, que goleó 4-1 a los húngaros.

Lejos de firmar una actuación brillante, el Barcelona sufrió ante un equipo que únicamente pudo contar el mínimo de 13 jugadores de la lista A indispensable para que no se aplazara el partido. 

Con su técnico Ronald Koeman desesperándose en el banquillo, los azulgranas concedieron un buen puñado de ocasiones, salvadas por el arquero alemán Marc André Ter Stegen, providencial tras dos meses de baja por lesión.

Ansu Fati, la perla de 18 años del equipo azulgrana, propició los dos tantos. En el primero combinó con Messi, que fue derribado por Denys Popov. La ‘Pulga’ no falló ante el arquero Ruslan Neshcheret.

– Ter Stegen, salvador -Un minuto después el nuevo lateral estadounidense Sergiño Dest sirvió para que Pedri rematara y el arquero despejara al larguero. El canario de 17 años respondió de nuevo a la confianza de Koeman, que le volvió a entregar la titularidad.

Falto de tensión y frágil en defensa, el Barcelona concedió demasiadas ocasiones. Nada más comenzar la segunda parte (47) un gol de cabeza de Tomasz Kedziora fue anulado por el árbitro debido a que el centro de Vitaliy Tsygankov había salido del terreno de juego.

A continuación Ter Stegen sacó un pie milagroso (53) ante Vladyslav Supriaga, que había ganado la posición al holandés Frenkie De Jong, de nuevo alineado como central.

Pero tras una gran falta lanzada por Messi a la que respondió con una estirada de postal Neshcheret (58), llegó el 2-0 azulgrana.

En una jugada que inició Messi en la derecha, el balón terminó en la izquierda, donde Fati la puso con calidad para que Piqué la peinara a la red.

A falta de un cuarto de hora llegó el tanto ucraniano. En un centro lateral, Ter Stegen metió otra mano ante Benjamin Verbic. Atento, Tsygankov remató a placer.

Los ucranianos, que lanzaron siete veces entre los tres palos y tiraron ocho córners, siguieron atosigando a un Barcelona que ofreció una imagen muy negativa, lejos de la que debe dar un aspirante al título.

Fuente: andina