Ayacucho: restos de víctima de violencia armada son devueltos luego de 38 años.

Después de 38 años de espera, familiares de Teodosio Allccaco Ucharima, víctima de la violencia armada, finalmente podrán darle cristiana sepultura. El Ministerio Público de Ayacucho entregó los restos óseos de fallecido en los ambientes del Laboratorio de Investigación Forense.

En la ceremonia participaron representantes de Fiscalía, la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas y del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Según la investigación, en julio de 1983, en el distrito de Hualla de la provincia de Víctor Fajardo, Allccaco Ucharima permanecía en su vivienda junto a su familia, cuando fue sorprendido por una patrulla militar.

Este grupo le preguntó por uno de sus hijos y al no responder sobre su paradero, el varón fue agredido brutalmente y golpeado con la culata de un fusil, lo que le generó una hemorragia. Posteriormente, fue abandonado por los militares cuando no daba señales de vida y aparentemente estaba muerto.

Con ayuda de sus hijos, que le proporcionaron remedios caseros, la víctima mejoró ligeramente su estado de salud y escapó hacia el paraje de Iscopata del centro poblado de Soañe para evitar represalias, no obstante, falleció días después y fue enterrado en el lugar.

Antes de la ceremonia de entrega, se realizó el armado de los restos óseos humanos y elementos asociados de parte de los profesionales del Equipo Forense Especializado, quienes previamente siguieron un proceso científico de ubicación, exhumación e identificación.

Fuente: larepublica.pe