Autoridades de Arequipa solo acatarán siete días de cerco epidemiológico

Deysi Pari y Zintia Fernández

Para las principales autoridades de Arequipa y los integrantes del Comando Covid-19, la culpa de que la pandemia siga creciendo en Arequipa, es netamente de la población. Esta no acata las restricciones que impone el gobierno. Por ello, ayer en conferencia de prensa, indicaron que la decisión de que Arequipa ingrese en un cerco epidemiológico, que no permite el transporte aéreo y terrestre, no sería acatada.

En la conferencia, estuvo presente el gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, el alcalde de la provincia, Omar Candia Aguilar y el presidente del Comando Covid, general PNP Víctor Zanabria Angulo. Ninguno hizo un mea culpa por la falta de liderazgo político en esta pandemia. Tampoco hicieron mención a la propuesta de los médicos de entrar a una cuarentena estricta de 15 días. Este pedido fue replanteado ayer por el gerente clínico de EsSalud, Jesús Salinas Gamero. Señaló que la medida debió acompañar a la disposición del cerco epidemiológico.

Por el contrario solo se limitaron a cuestionar – como lo hacen desde la semana pasada – la medida del cerco epidemiológico.

El presidente del Comando, Víctor Zanabria, precisó que este planteamiento está expuesto en un documento consensuando entre “autoridades políticas” y “representantes de los gremios de salud”.

Zanabria agregó que la policía desde ayer a bloqueado los dos principales ingresos a la ciudad. “No podemos controlar todas las pistas. Hay como 50 ingresos, y es por eso que no vamos a perseguir a los que usen esas vías… No los vamos a estar correteando, hacemos un llamado a la conciencia… Más que colocar papeletas, nosotros vamos hacer que se den la vuelta, que nadie salga y que nadie ingrese”, explicó Zanabria.

Para estas acciones, dispuso 120 efectivos para Yura y 150 para el kilómetro 48.

Solo siete días

Quien tuvo una postura más radical fue el gobernador regional, Elmer Cáceres Llica. Aseguró que las autoridades arequipeñas no acatarán más allá de siete días el cerco epidemiológico. Indicó que esta postura fue transmitida al ministro de salud, Óscar Ugarte. “Nosotros vamos a acatar los siete días, pero no más, Arequipa no puede estar aislada… Se tiene que seguir trabajando… los arequipeños aparte de morir por Covid, pueden fallecer a consecuencia de su economía. Se está especulando con los precios… Las autoridades de manera conjunta hemos indicado solo siete días”.

Por su parte, el alcalde provincial, Omar Candia, consideró que el cierre es una medida “desatinada” y provoca la informalidad. “Hoy día (ayer) estamos observando que muchos están sacando la vuelta a la ley con salidas en minivan y esa informalidad está generando mayor contagio”, dijo.

Como alternativa planteó que el gobierno proceda con “la vacunación de forma agresiva”. Asimismo, fortalecer el primer nivel de atención y ampliar la capacidad hospitalaria. Pidió al Instituto Nacional de Salud socializar la información acerca de la variante India.

Quieren sustento

Otro de los planteamientos acordados en la reunión fue que se realice un estudio epidemiológico en la región. Este debe sustentar el por qué del cerco epidemiológico y determine cuáles son las variantes implicadas en el incremento de contagios.

También se pidió acelerar con la entrega del presupuesto para incrementar las brigadas de vacunación que fue acordada en la reunión de las autoridades de Arequipa, el viceministerio Salud y el ministerio de Agricultura.

Cuarentena

Horas antes de que el Comando Covid hiciera su pronunciamiento, el gerente clínico de EsSalud en Arequipa, Jesús Salinas Gamero, señaló que el cerco epidemiológico en la región no era suficiente para contrarrestar los contagios por coronavirus. Por ello planteó nuevamente que se debe dictar una cuarentena estricta de por lo menos 15 días para frenar el avance de la pandemia, que hasta el momento no da tregua.

Según los datos de EsSalud (con corte al 12 de junio), los contagios siguen en aumento y no se ve aún que se haya llegado a la denominada meseta. Todos los días ingresan entre 40 a 50 pacientes, el índice de transmisibilidad es 27.2% y el nivel de positividad ahora es más alto entre la población de 30 a 59 años. La mayor parte de hospitalizados tienen entre 40 a 60 años.

Salinas consideró que sí estamos frente a una tercera ola, pero más allá de los nombres o discusiones que haya en torno a este aspecto, la realidad y los datos objetivos es que las cifras han superado largamente a lo que se vio el año pasado. Los casos crecieron en 150% más que la primera ola.

Por ello, ante lo planteado por el gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica de reducir el tiempo del cerco epidemiológico, Salinas mostró su desacuerdo. Además del cerco, dijo que se necesita una cuarentena estricta. Consideró que además se debe incrementar la velocidad de la vacunación y reforzar el primer nivel de atención para contener los casos leves.

Salinas también consideró que las variantes ya detectadas en Arequipa no serías las únicas, y que se debería realizar un verdadero estudio genómico.

Largas colas en primer día de vacunación a mayores de 50

Largas colas de hasta tres cuadras se registraron en el colegio León XIII (Cayma) y el coliseo del Niño (Mariano Melga) en el primer día de vacunación para adultos de 50 a 59 años contra la COVID-19. A diferencia de la clínica Arequipa que hasta las 10.00 a.m. no tenía asistentes.

El director ejecutivo de Salud de las Personas de la Geresa, Ruperto Dueñas, precisó que la aglomeración también fue causada por asistencia de quienes no estaban programadas según el último dígito de su documento de identidad. “Después de verificar los puntos de vacunación hemos visto que la clínica Arequipa no tenía asistentes y hemos autorizados que procedan con los siguientes dígitos. (…) No necesitamos más puntos de vacunación, las personas deben acudir en los días que se les ha programado”.

Agregó que existe una comisión que plantea en Lima la vacunación a la población de 40 a 49 años, pero para que sea autorizada deben alcanzar esta semana más del 70% de vacunados en la población de 50 a 59 años. Destacó que las dosis están aseguradas e incluso hay un restante que se ha destinado a la población de 60 años a más.

Ayer llegaron otras 60 mil dosis para seguir con la vacunación.

Según el último reporte de la Geresa, en las últimas 24 horas hubo 39 muertes por COVID-19.