Autoridades arequipeñas evalúan desarrollo de actividades en homenaje a Virgen de Chapi

Autoridades religiosas, policiales y de salud de Arequipa evalúan cómo se desarrollarán las actividades en homenaje a la Virgen de Chapi, cuya festividad se celebra el primero de mayo y que hasta antes de la pandemia por el nuevo coronavirus, congregaba a miles de personas que llegaban en peregrinaje hasta su santuario ubicado en el distrito de de El Arzobispo de Arequipa.

El Arzobispo de Arequipa, monseñor Javier del Río Alba, informó que aún no se han definido las acciones a seguir en este sentido, por lo que está semana sostendrá una reunión con los integrantes del Comando Covid-19 para fijar los lineamientos que estarán basados en el cumplimiento de las medidas sanitarias dictadas a nivel nacional, para prevenir la propagación de la enfermedad. 

Monseñor recordó que el año pasado se optó por trasladar la imagen de la Virgen de Chapi a Arequipa en helicóptero, nave que sobrevoló toda la ciudad y la gente pudo recibir las bendiciones de la Mamita de Chapi desde sus azoteas.

Para este año no se descarta realizar similar acción; sin embargo, el Arzobispo prefirió esperar a la reunión que sostendrá en unos días con las autoridades de la ciudad para decidir cómo serán las festividades en homenaje a la Patrona de Arequipa, las cuales dijo siempre serán respetando las medidas de bioseguridad y al prójimo.

El santuario de la Virgen de Chapi, en el contexto de una festividad sin pandemia, recibía más de 250,000 personas entre el 30 de abril y el 2 de mayo, días durante los cuales los fieles llegaban para rendir homenaje a la Virgen de Chapi y agradecer así las gracias concedidas.

Durante estos días la imagen de la Mamita de Chapi salía en procesión por el santuario y se programaban misas cada dos horas, todas congregaban a cientos de fieles que en todo momento pugnaban por acercarse a la Patrona de Arequipa y tocar por lo menos su manto para sentirse bendecidos y retornar a sus actividades cotidianas. 

Estas y otras acciones realizadas por los fieles de la Virgen de Chapi han quedado suspendidas desde el año pasado por la pandemia de la covid-19, por eso mucha gente espera con expectativa la decisión que tomen las autoridades arequipeñas en torno las festividades en su homenaje.

El santuario de la Virgen de Chapi está ubicado en el distrito de Polobaya, jurisdicción que se encuentra a dos horas de viaje de la ciudad de Arequipa. Muchos fieles optan por llegar al lugar a pie, traslado que se prolonga por más de cinco horas, tiempo durante el cual deben enfrentar bajas temperaturas si hacen la caminata por la noche, o el intenso sol si hacen el viaje por la mañana.