Atento a los triglicéridos.

Aunque no existe una edad determinada para comenzar a controlar los niveles de triglicéridos, se recomienda hacerlo a partir de los 30 años, que es cuando se acentúan diversos factores de riesgo que pueden desarrollar esta condición. No obstante, si existe sobrepeso u obesidad desde la niñez debe empezarse mucho antes, a fin de detectar de manera precoz trastornos asociados que pueden afectar nuestra salud.

Los triglicéridos son una forma de almacenamiento de energía en forma de grasa. En otras palabras, son calorías que no necesita el cuerpo de inmediato, son reservas energéticas.

Cuando su valoración excede el rango normal, incrementa el riesgo de sufrir ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y cardiopatías por el engrosamiento de las paredes arteriales. Asimismo, aumenta las posibilidades de tener pancreatitis aguda que puede desencadenar en síndrome metabólico, diabetes, entre otras afecciones, advierte el doctor Víctor Salcedo Lobatón, médico internista de la clínica Ricardo Palma.

Vida saludable

El sobrepeso, obesidad, sedentarismo, ingesta excesiva de alcohol, factores genéticos y algunas enfermedades son algunos factores que predisponen la elevación de los triglicéridos.

Aquí radica la importancia de seguir una dieta balanceada rica en verduras y pobre en grasas, harinas y azúcares, y hacer actividad física de manera regular (30 minutos al día, cinco veces a la semana).

Además de adquirir un estilo de vida saludable, el especialista recomienda bajar de peso si se tiene kilos extras u obesidad, reducir la ingesta de alcohol y realizar actividad aeróbica para quemar grasa, a fin de mantener controlados los triglicéridos. Dependiendo de cada caso, el médico puede recomendar la toma de medicamentos.

En esta nueva normalidad, seguir un estilo de vida saludable es indispensable para la prevención de múltiples enfermedades.

Recuerde que los chequeos preventivos ayudan a identificar de manera precoz cualquier enfermedad.

Ojo con el rango

Normal: menos de 150 miligramos por decilitro (mg/dL)

Límite alto: 150 a 199 mg/dL

Alto: de 200 a 499 mg/dL

Muy alto: por encima de 500 mg/dL.

Fuente: elperuano.pe