Así lucran los salvajes del capitalismo peruano, mientras el pueblo hambriento lucha contra la peste

Escribe: Jorge Paredes Terry

Las últimas cifras de contagios y muertes han colocado al país en el deshonroso segundo lugar a nivel mundial por millón de habitantes.

Mientras usted y yo buscamos proteger a los nuestros con lo poco que nos queda existen grupos económicos que están multiplicándo sus ingresos con la emergencia.

Vivimos una emergencia desbocada y un gobierno sin rumbo, penetrado por capitalistas salvajes, mezcla perfecta para el apocalípsis que se nos viene.

OFICIALMENTE ENTRAMOS EN RECESIÓN.

El PIB del Perú se desplomó 17,37% en el primer semestre debido al impacto de una cuarentena nacional de más de 100 días por la pandemia del coronavirus, información oficial del mismo gobierno, con lo que la economía peruana entra en recesión.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) dijo en un informe que «en el periodo enero-junio del presente año, la producción nacional disminuyó en 17,37%»

MIENTRAS LAS AGENCIAS MUNDIALES DE NOTICIAS HABLAN DEL APOCALIPSIS PERUANO, NUESTROS CAPITALISTAS SALVAJES NO DEJAN DE GANAR

LOS BANCOS Y LAS AFP.

Partamos de lo siguiente : Los bancos son dueños de las AFP y disponen a su libre albedrío de nuestros fondos. El ahorro de millones de peruanos financian a los bancos y grandes tiendas a tasas cercanas al 6%, y luego estos nos prestan nuestros propios fondos con intereses usureros, osea que por el préstamo de tu propia plata tienes que pagar un interés, esa es la verdad que muchos desconocen.

Las AFP, se crearon supuestamente para capitalizar nuestros ahorros y no para garantizar un mercado de capitales, ni para el crecimiento de los grandes grupos económicos, el objetivo prioritario de las AFP nunca fue otorgar buenas pensiones, solo se crearon para tener capitales frescos y a libre disposición.

Recuerde usted, cuando decían que con el retiro del 25% la economía se iba en picada, nada de eso pasó, muy por el contrario esos fondos circularon y circulan por la economía nacional, tal vez ese dinero haya salvado más vidas que el despilfarro de Vizcarra con los bonos y la entrega de Reactiva Perú.

Los capitalistas salvajes que manejan las AFP juegan con nuestro dinero al casino, y acumulan pérdidas, que a ellos no les cuesta nada. Porque los que pierden son fondos que no son de ellos, mientras los propietarios de las Administradoras de los Fondos, cobran a sus afiliados sin importar si ganan o pierden, y sus directores participan del festín con jugosas remuneraciones, francamente vergonzosas, visto el resultado de su actividad.

Capitalismo salvaje puro y duro.

BANCOS, FARMACIAS, ASEGURADORAS Y CLÍNICAS, UN SOLO CORDON UMBILICAL.

La cadena de farmacias de InRetail, perteneciente al grupo Intercorp, tiene al menos el 83% de participación en el mercado de distribución de farmacéuticos, con la pandemia del Coronavirus han quintuplicado sus ganancias, la concertación de precios a vista y paciencia del gobierno es una práctica habitual.

El monopolio de cadenas de boticas del Grupo Intercorp ha encontrado una oportunidad de negocio durante la pandemia, sin supervisión del Estado y con clientes que temen acercarse a los centros de salud, las boticas más conocidas del país elevan los precios de sus productos y ofrecen lo que más les conviene.

La Defensoría del Pueblo ha solicitado que se implementen medidas urgentes para evitar estos abusos.

Por eso, pese al estado de emergencia, las cadenas de boticas continúan con este tipo de prácticas que les permiten vender sus productos a precios con sobrecostos y direccionan las compras a marcas específicas de laboratorios con los que tienen acuerdos como Pfizer y GSK o a genéricos y marcas de su propia línea de productos.

ASEGURADORAS Y CLÍNICAS.

Las empresas Credicorp y Breca son dueñas de las más grandes aseguradoras del país, además cuentan con siete clínicas privadas y tres cadenas de laboratorios.

Ojo Público, un portal de noticias, realizó una investigación al respecto.

Hasta hace poco la creación de una clínica en el Perú dependía de un grupo de médicos con un capital suficiente para abrir una empresa. Sin embargo todo cambió en el 2011, cuando dos empresas que ya eran propietarias de grandes cadenas de seguros empezaron a comprar clínicas, laboratorios y centros médicos.

Desde entonces, la cadena de atención del sistema privado de salud empezó a concentrarse en pocas manos. Los principales ocho grupos económicos continúan siendo liderados por las empresas de seguros Credicorp y Breca, las mismas que crean alianzas y compiten para ganar la asistencia médica de los cerca de dos millones de pacientes que pertenecen al sector privado. Si bien es un mercado menor al compararlo con los 10.5 millones de asegurados en EsSalud, anualmente crece entre 10% a 12%, según estudios de la consultora Total Market Solutions (TMS).

Dr igual forma el Diario La República, dice lo siguiente sobre el particular:

La base de reportes de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) revela también que Credicorp posee 74 centros médicos en el país, cinco clínicas y tres cadenas de laboratorios. Aparte de ser dueños de la compañía Pacífico Seguros, el Banco de Crédito y la administradora de fondos de pensiones Prima. Le sigue el Grupo Breca, dueño de la Clínica Internacional, la Clínica Oncológica de Miraflores y una cadena de centros de salud llamada Medicentros.

Esta empresa es también propietaria de la compañía Rímac Seguros y tiene el 50% de las acciones del BBVA Banco Continental, además posee una compañía minera, una cementera, una cadena de hoteles de cinco estrellas, una decena de centros comerciales y una de las más grandes productoras de harina y aceite de pescado en el mundo.

En esta relación aparece también el Grupo Salud del Perú, fundado por los exministros de salud apristas Luis Pinillos Ashton y Carlos Vallejos Sologuren, el último a su vez propietario de la Clínica Delgado y de la cadena de laboratorios Cantella.

Otros competidores son el grupo de capitales españoles Mapfre que tiene una aseguradora del mismo nombre y una cadena de centros médicos y boticas en la capital.

El Grupo Inversiones en Salud formado por la aseguradora La Positiva.
Y por último las corporaciones Ricardo Palma y San Pablo, quienes venden sus propios planes de cobertura. Ambas en el 2013 estuvieron en negociaciones para comprar el Grupo Interbank.

Cabe recordar que entre el 2011 y 2015 la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) ha sancionado a 32 clínicas con millonarias multas que aún no han sido pagadas. Los motivos fueron cobros indebidos, quejas por pólizas médicas bajo términos engañosos y demandas contra malas prácticas. El presidente de la Asociación de Clínicas Particulares del Perú, Sebastián Céspedes, manifestó que existe concentración de grupos económicos en el sector de la salud privada que pone en riesgo la libertad de competencia.

El capitalismo salvaje capturó la Nación, algo tenemos que hacer, no podemos sólo mirar y dejar pasar, mientras millones de peruanos estamos a expensas de estos mercaderes salvajes.

Fuente: El diario de Jhon Ney