Asesinato del alcalde de La Mar y de su esposa sería crimen por encargo.

AYACUCHO. Según los agentes del Departamento de Investigación Criminal (Divincri) de la Policía Nacional todo apuntaría a que el asesinato del alcalde provincial de La Mar, Wilder Manyavilca Silva y de su esposa, Dunia Bustíos Quispe, sería un crimen por encargo. Un oficial de dicha unidad aseguró que “hay pistas muy ciertas” en la investigación. Al parecer “hubo inteligencia previa y planificación”, precisó.

Esta hipótesis se sustenta por la manera en cómo se dieron los hechos registrados el pasado viernes al promediar las 11 y 15 de la mañana en circunstancias de que la autoridad local junto a su comitiva se dirigía al distrito de Santa Rosa a participar de la colocación de la primera piedra de una obra.

Dulia Quispe, suegra de Wilder Manyavilca, reveló durante el velorio realizado en el distrito de San Miguel que el burgomaestre ya temía por su vida, posiblemente por presuntas amenazas que recibía y cuyos autores solo él conocía, pero que no quiso avisar a nadie. Se sabe que antes del último viaje donde fue acribillado, Manyavilca le indicó a su suegra que convenza a su hija (Dunia) de quedarse y no acompañarlo.

“Wilder, me dijiste: mamá dile a Dunia que se quede y yo te respondí que tienes que ir con tu esposa, porque tu esposa siempre ha estado al lado tuyo” (…) Ahora, te la llevaste Wilder, te llevaste a tu esposa y me dejas a tus hijos… solo te pido que nos bendigas desde arriba y no nos dejes solos”, señaló entre lágrimas y agradeció a todos los presentes por el cariño hacia los fallecidos.

De otro lado, se conoció que el Gobierno viene evaluando la posibilidad de ofrecer una recompensa a quien aporte datos para localizar y dar con la pronta captura de los asesinos a fin de esclarecer el cobarde ataque.

Las últimas informaciones policiales dan cuenta que los sicarios serían personas jóvenes que se desplazaban en una motocicleta, una camioneta y un automóvil, conforme registraron las cámaras de video vigilancia.

Avances

En un primer momento, se consideró en calidad de sospechoso del doble asesinato al ciudadano Miguel Arturo Aroné Carrasco, quien es odontólogo de profesión.

El Frente Policial Vraem había emitido la alerta para la pronta ubicación de la camioneta, de placa de rodaje BBL-776, la cual era de propiedad de Aroné; sin embargo, luego se conoció que este se dedicaba al alquiler de camionetas en el Vraem.

Vale precisar que el vehículo Toyota Hilux, de color blanco, había sido declarado como objetivo por el Frente Policial Vraem. Un día después del crimen fue hallado en Inapati, en San Martín de Pangoa, provincia de Satipo, Junín, a cuatro horas del lugar del crimen, cerca de una base de la Marina de Guerra.

Los delincuentes también usaron una moto Waxin tipo XL, color negro donde iban dos sujetos, uno de ellos con polo guinda con franja blanca y el otro con polo del mismo color.

Personal especializado de la Policía encontró en la escena del crimen un total de trece balas que terminaron acabando con la vida del alcalde y la madre de sus tres menores hijos, informó el diario Jornada de Ayacucho.

Fuente:
https://jornada.com.pe/regional/item/5518-asesinato-de-alcalde-y-su-esposa-seria-un-crimen-por-encargo