Arequipa: organizan marcha de ataúdes blancos en rechazo a la violencia contra la mujer

El feminicidio de Gabriela Mendoza Yanarico y de sus pequeñas hijas de 5 y 3 años causó un gran dolor y un profundo rechazo a la violencia contra la mujer, en Arequipa. Según diversas expresiones de la sociedad, el triple crimen cometido por su expareja y padre de las menores, debe ser abordado por las autoridades con acciones concretas.

“La ferocidad se está incrementando y la prevención es el trabajo que tienen las autoridades. Debemos tener un antes y después de esto, porque si no se pone interés ahora, después no solo van a matar a las hijas, sino a la mamá de la víctima, a toda la familia”, señaló la representante de la asociación civil Umanos, Fiorella Mattos.

En este contexto, el grupo Umanos junto con otros colectivos de mujeres tomarán las calles este sábado, en Arequipa. La acción cívica tiene como propósito levantar una voz de protesta contra la violencia que sufren las mujeres, a pesar de que nos encontramos en un escenario de pandemia.

En estos tres meses y medio han matado a seis mujeres en Arequipa, convirtiéndose así en la segunda región con más casos de feminicidio en el Perú, después de Lima, señaló el Jefe de la unidad territorial del programa Aurora, Erick Pumacayo.

El triple feminicidio de Gabriela y sus hijas “es un hecho que nos hiere mucho como sociedad y nos obliga a pensar la responsabilidad que tenemos todos en prevenirlo”, agregó el funcionario.

Desinterés en la lucha contra la violencia

Fiorella Mattos insistió en la necesidad de enfrentar esta problemática con seriedad y exigir que se implementen políticas de prevención de la violencia dentro de la familia. Para ello, resaltó la importancia de contar con instancias de concertación en cada distrito.

Estas instancias están compuestas por representantes de la Policía Nacional, Ministerio Público, Poder Judicial, Ministerio de Salud, CEM, representantes del sector salud y educación, asociaciones civiles, además de las autoridades locales. Su rol es trabajar en la elaboración de políticas de prevención y erradicación de la violencia, a través de planes y programas de atención y protección de las víctimas, e incluir la rehabilitación de los agresores.

Sin embargo, solo 12 se han instalado en los 29 distritos de la provincia de Arequipa. Además, apenas dos han conseguido implementar programas de prevención con educación emocional en Alto Selva Alegre y Tiabaya. Asimismo, se reúnen con autoridades de Sabandía, Quequeña, Pocsi, Polobaya para instalar estas mesas de concertación y atender los problemas.

En ese sentido, instó también a los electos congresistas a legislar a favor de políticas públicas que alienten a controlar y luego erradicar la violencia. También invocó a la sociedad civil a no ser indiferentes y denunciar los hechos de maltrato.

“El feminicidio de la señora Gabriela no podemos pasarla por alto, ya no se mata a la mujer sino también a los hijos”, enfatizó.

Aumenta la violencia en Arequipa

El responsable del programa Aurora indicó que la violencia en sus diferentes modalidades tuvo un ligero repunte este año. Según las estadísticas propias, en enero se atendieron 1 mil 516 casos. En febrero se instaló una cuarentena de dos semanas que modificaron el registro de atenciones. En marzo se llegó a recibir 1 mil 562 casos y si se compara con la primera quincena de abril se nota un incremento de atenciones, en especial de casos de violencia sexual, indicó.

Erick Pumacayo señaló que Arequipa se ubica en la segunda posición con más feminicidios en el país, siendo Lima la que lleva la delantera con 25 muertes solo este año. En la región, tres casos se registraron durante enero y ahora en abril se ha producido la muerte de tres mujeres.

“El fiscal ha tipificado el caso de Gabriela y sus hijas como casos de feminicidio, por lo que se suman tres casos este mes. Arequipa va segunda con 6, luego Junín, Cusco y La libertad que este fin de semana, una ciudadana arequipeña falleció”, detalló el funcionario.

A pesar de la pandemia, los Centros de Emergencia Mujer (CEM) no han dejado de atender de forma presencial. Además de los 28 CEM que se tienen en la región se cuenta con equipos itinerantes que atienden en toque de queda. Asimismo, se cuenta con tres hogares temporales y un servicio de atención urgente y un equipo de estrategia rural en Caravelí.

El programa Aurora viene brindando atención psicológica y asesoría legal desde el viernes a la familia de Gabriela. Un equipo estuvo acompañando a los deudos hasta el día domingo en que fue sepultada en la localidad de Pusi, Huancané- Puno.

Pumacayo indicó que ante esta tragedia la sociedad debe preocuparse para que no ocurra uno más. Invocó a las personas a involucrarse más y no tener temor a denunciar un hecho de violencia. El Ministerio de la Mujer ha puesto al servicio de la ciudadanía la línea 100 para denunciar cualquier maltrato familiar o sexual.

Fuente: elbúho.pe