Aprender a reconocer síntomas de depresión severa puede evitar suicidios, advierte Minsa

El deseo o búsqueda de formas para herirse o hacerse daño, la irritabilidad, el desgano, cansancio, desesperanza o asumirse como una carga familiar, son señales de que un amigo o ser querido está atravesando por una crisis emocional, con ideación suicida o de muerte, advirtió el director de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa), Yuri Cutipé.

La pandemia de la COVID-19 ha traído consigo una serie de condicionantes que están generando un mayor estrés en la población, se manifiestan con deseos o pensamientos de causarse daño, sienten irritabilidad, desesperanza o desgano, y hasta responsables de cosas negativas que puedan estar ocurriendo en su familia, explicó el especialista.

“Las complicaciones económicas, sociales, familiares y otros factores relacionados con el contexto que nos está tocando vivir, han generado lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía como una tendencia creciente de casos depresión, ideación suicida y muertes”, comentó.

Sin embargo, también pueden reconocerse otras señales, más indirectas, agregó, como el aumento en el consumo de alcohol, drogas o tabaco, alejamiento de la familia o amigos, abandono de los estudios y desidia ante ante las cosas que le provocaban placer.

Si se identifican algunos de estos rasgos en un ser querido y está en crisis emocional, Cutipé recomendó proceder con los tres primeros auxilios psicológicos:

1.Observar con atención y respecto a la persona y las circunstancias.

2. Escucharla y preguntarle con empatía y calidez lo que siente y piensa.

3. Orientarla a buscar la ayuda que necesita.

Las personas que presentan ideaciones suicidas, no están constantemente sujetas a estas y suelen tener pensamientos ambivalentes de querer —a la vez— morir y vivir, lo cual permite que haya oportunidad de que consideren recibir ayuda y atención especializada.

wapa.pe

Centros de salud mental

El Perú es uno de los países de América Latina con una de las menores tasa de suicidios anuales, que es de 2.8 casos por 100 mil habitantes, debajo de la media de la región, que se sitúa en los 8 por 100 mil habitantes, precisó.

Sin embargo, la casuística es creciente en jóvenes y adolescentes, por eso recomendó estar atentos ante cualquier señal de alerta que pueda presentarse en un familiar o amigo.

Actualmente, el Minsa cuenta con 205 centros de salud mental comunitaria en el país, en donde un equipo de profesionales especializados brinda atención a este y otros problemas de salud mental. El acceso es gratuito, e incluye medicación si el caso lo requiere. Además, tiene una línea permanente de ayuda que es el 113 opción 5.