Aplicación de vacunas no certificadas constituyen un riesgo

Especialistas han señalado que la aplicación de vacunas contra la COVID-19 que aún no han sido certificadas no solo es antiética sino es un riesgo al no haber monitoreo.

Por otro lado, el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios, ha señalado que el número de personas que fueron inoculadas fuera del ensayo clínico no encajan en la cifra de dosis dadas por Sinopharm.

“Los investigadores no se pueden poner el producto que está sujeto a investigación porque eso daría cuenta de que los investigadores están seguros de su eficacia”, dijo el exministro Víctor Zamora.

“Cuando es estudio lógicamente hay un monitoreo diario. Si hay un grupo de personas que se pusieron las vacunas, no tenemos la ficha, el riesgo de participar en fase 3 se incrementa”, indicó Miguel Palacios.

“Tres dosis está fuera del estudio diseñado. Ahora, suponiendo que los 1200 se distribuyeron para el equipo del ensayo clínico, quedaban 800 dosis para 400 vacunas y acá hay 487. Se viene escuchando que hay otras listas”, indicó Palacios.

Fuente: radioytvlider.com