Anticuchos: Conoce el origen de su nombre y los beneficios que trae consumirlos

Los anticuchos son uno de los platos bandera del Perú. Se trata de unos tradicionales trozos de carne insertados a modo de brocheta, que pueden estar acompañados con papa sancochada, camote, choclo y cremas.

Los anticuchos figuran entre las siete maravillas gastronómicas del Perú. ¡Y no es para menos! Tomando en cuenta su delicioso sabor y propiedades nutricionales.

¿Cuál es el origen de los anticuchos?
Antes de la llegada de los españoles, se consumía en el Perú gran cantidad de carne de llama condimentada con hierbas aromáticas y ajíes. Más adelante, en el virreinato, los esclavos se alimentaban de las menudencias y sobras que quedaban de las vísceras de las reses. Pero con la paulatina llegada de los conquistadores, el plato fue tomando la forma que tiene hoy: grandes trozos de corazón de vacuno ensartado a modo de brocheta en palitos de caña y asado a la parrilla.

Fue así que adquirió brillo y sabor el anticucho. Tanto así que el célebre escritor peruano Ricardo Palma citó este platillo en su obra Tradiciones Peruanas, donde lo describe como un “bisteque en palito” y destaca su demandada venta siempre a las 3 de la tarde.

El Anticucho alcanzó tanta popularidad que hoy en día es muy común encontrar en cada distrito de la capital una carretilla humeante alrededor de la cual los comensales claman por su respectiva porción en palillos. Es más. En el mundo entero, las colonias de peruanos se organizan para degustarlo, así como varios de los más prestigiosos restaurantes.

¿Qué parte es el anticucho?
El anticucho es -literalmente- el corazón de la comida peruana. Este plato a base de corazón de ternera cocinado en trozos al carbón se ha convertido en uno de los más queridos en las mesas de todo el mundo. Y es que su especial aroma y delicioso sabor lo hacen un ícono de la cultura popular del Perú.

¿Por qué se llaman anticuchos?
La palabra anticucho viene del quechua. Hay dos versiones sobre su origen. Una dice que viene de anti (Andes) kuchu (corte) = “corte de Los Andes”. La otra dice que viene de anti-ucho, donde ucho es una salsa de ají .

¿Cuántos palitos de anticuchos salen de un kilo de corazón?
Un corazón de res (de 1 kg aproximadamente) alcanza para dieciocho palitos, tres palitos para cada integrante de la familia.

¿Qué nutrientes tiene el anticucho?
Entre sus nutrientes se encuentran las vitaminas B9, B4, B12 y C.

Beneficios del anticucho
El anticucho es un alimento rico en vitamina B12 ya que 100 g. de esta carne contienen 13 ug. de vitamina B12. Muy beneficioso para las embarazadas y mujeres con bebés en estado de lactancia.

La vitamina B5 o ácido pantoténico, que se encuentra de forma abundante en el anticucho hace que este alimento sea últil para combatir el estrés y las migrañas. El contenido de vitamina B5 de esta carne también hace de este un alimento recomendable para reducir el exceso de colesterol.

¿Los anticuchos engordan?
La forma tradicional en que se sirve, hace que podamos comerlos sin remordimientos 1 a 2 veces por semana, según la nutricionista Sara Abu Sabbah. “Papa, un poquito de choclo y los dos palitos de anticuchos tienen aproximadamente entre 400 y 500 calorías, una cantidad bastante baja como almuerzo o cena”.

Otro punto a favor es el aderezo. El ají panca que da color a los anticuchos, es un pigmento natural que no daña la mucosa del estómago, es decir, las personas con gastritis podrían consumirlo.

El corazón de vaca es un alimento que contiene 17 gramos de proteínas, no contiene carbohidratos, contiene 4 gramos de grasa por cada 100 gramos y no contiene azúcar, aportando 104 calorias a la dieta. Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas B9, B4, B12 y C.

¿Cuándo se celebra el Día del anticucho peruano?
En el Perú, el día del anticucho se celebra cada tercer domingo de octubre.

¿Cómo se preparan los anticuchos?
Para disfrutar de este plato, en primer lugar, se debe limpiar el corazón de la res y retirarle todos los nervios, venas y grasa. Luego, se corta en pequeños trozos y se coloca en una fuente. Aquí se sazona con ajos, comino, ajíes, vinagre, sal y pimienta, para después dejarlo macerar por 12 horas como mínimo en la refrigeradora. Finalmente, se atraviesa cada trozo con su palito y se fríe en una parrilla. Una vez dorados, se retiran y sirven acompañados de papas y choclo serrano.