Álvaro Paz de la Barra promete formalizar a colectiveros

El precandidato a la alcaldía de Lima Álvaro Paz de la Barra les ha prometido a los conductores de autos colectivos que durante su gestión se desarrollaría el programa Lima Taxi, el cual permitirá una formalización a todo nivel.

En tal sentido, el burgomaestre indicó que los conductores tendrán un seguro contra accidentes, capacitación en conducción y atención al cliente, cámara de seguridad al interior del vehículo, sistema de pago vía plataformas, geolocalización GPS, entre otras.

Paz de la Barra agregó que la propuesta implicaría que cada tres meses los choferes, para efectos de continuar en el programa Lima Taxi, tendrán que presentar sus antecedentes penales, judiciales y policiales y que el usuario tendrá acceso a ello.

“Los más de 100.000 vehículos estarán integrados al sistema de seguridad de Lima y se hará una supervisión de estos choferes y vehículos de manera diaria”, argumentó Paz de la Barra.

Durante una reunión que mantuvo con colectiveros en Cieneguilla, precisó que dicha iniciativa no necesitará de la ATU, ya que será controlada directamente por el municipio de Lima. Además, resaltó que este no es un plan piloto, puesto que se ha realizado en el distrito de La Molina, jurisdicción donde él es alcalde.

“En Lima, también aplicaremos herramientas tecnológicas, crearemos y pondremos a disposición de los choferes de autos colectivos previamente registrados y de los millones de limeños un app que garantizará la seguridad e integridad, generando confiabilidad. Lima la tenemos que reordenar indefectiblemente”, finalizó.

En el mes de abril, a través de una publicación en el Diario Oficial El Peruano, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) aprobó el reglamento del servicio temporal de los autos colectivos, con el objetivo de regular este servicio de transporte.

De acuerdo a las disposiciones generales del decreto supremo y en concordancia a la Ley 31096, este reglamento no se aplicará para las circunscripciones de Lima Metropolitana ni del Callao.

Fuente: La República