ALERTAN: EL CERRO EL TORO ES CONSIDERADO EL PRINCIPAL ICONO DE CONTAMINACIÓN A NIVEL NACIONAL

El accionar de las mafias mineras que operan en el cerro El Toro, en Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión, no tiene cuando acabar. A pesar que recientes inspecciones pusieron al descubierto los delitos que perpetran a diario los mineros ilegales en la zona, explotando a menores de edad, las autoridades locales no han hecho absolutamente nada al respecto.

Los pobladores cuestionaron que la Fiscalía de Sánchez Carrión, ni la Policía Nacional, ni las autoridades municipales, ni el subprefecto de esta provincia andina han actuado luego de las inspecciones realizadas por la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de La Libertad y la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos.

Ante la inacción de las autoridades; luego de unos días la cantidad de gente que trabaja en las labores ilegales de minería aumenta cada día, y siguen usando a menores de edad que están expuestos a químicos altamente tóxicos como el cianuro por ausencia de control, alertaron los pobladores de las comunidades aledañas.

Los comuneros captaron imágenes de las operaciones de una mina ilegal, propiedad de los hermanos García Ríos, en donde el personal trabaja sin implementos de seguridad y protocolos sanitarios. Incluso, se observa a niños, niñas y hasta mujeres adultas en el lugar, expuestos no solo a los químicos, sino también a contraer el coronavirus.

Es una situación bastante preocupante la que se presenta en esta zona andina. Al respecto, el gerente Regional de Energía Minas e Hidrocarburos, Raúl Araya Neyra, manifestó que el cerro El Toro es el principal icono de contaminación a nivel nacional y es el único lugar donde se hace cianuración a tajo abierto. “Es ampliamente conocido el problema que hay en el cerro El Toro. Es considerado un icono de contaminación a nivel nacional. Es el único lugar en la región en el que se viene haciendo cianuración a tajo abierto”, recalcó.

Riesgo latente

Incluso, el funcionario consideró que combatir la minería ilegal en esta convulsionada zona del ande liberteño es un riesgo latente, debido a que el personal de fiscalización del ente regional hasta disfrazados han tenido que ingresar a El Toro, ya que el área es controlada por los mineros ilegales y delincuentes contratados para prestar seguridad.

“Muchas veces hemos ingresado hasta disfrazados de incógnita al cerro El Toro, logrando captar fotografías que hay menores de edad trabajando, hay líquidos con contenido de cianuro que son vertidos al subsuelo a vista y paciencia de los trabajadores. Hasta la fecha hay más de 78 muertos y ninguna autoridad se atreve a tocar este caso de manera frontal. Hay mineros que se resisten ser fiscalizados. Incluso, hace poco la fiscal en Materia Ambiental y trabajadores de

nuestra gerencia fueron atacados con piedras y palos, por lo que tuvieron que retirarse porque no había garantías y no podíamos poner en riesgo su integridad física”, lamentó.

Investigarán

La Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos de La Libertad ya tiene información que evidencia la realización de actividades de explotación y beneficio de minerales haciendo uso de cianuro y se ha detectado la presencia de niños. Por lo tanto, los involucrados serán nuevamente investigados por los delitos de contaminación y explotación infantil en la modalidad de Minería Ilegal, tipificado en el artículo 307º del Código Penal.

Los pobladores exigieron se investigue a los grandes mineros ilegales que operan en el lugar, como la familia García, de Enemecio García, nombrado agente municipal del caserío El Toro, en cuyos terrenos se ha detectado a los niños y depósitos de cianuro al aire libre. De igual forma, en la zona opera, el pastor evangélico Osvaldo Alva Polo, excluido del Registro de Formalización Minera por presuntamente practicar la minería de manera ilegal.

Según investigaciones, este sujeto se olvida de su fe a la hora de contaminar y amenazar a los pobladores que lo denunciaron como el causante de contaminación en los caseríos. Su caso está en manos del Ministerio Público y la dependencia correspondiente en el Ministerio de Energía y Minas. También en la zona está una de las grandes operaciones mineras informales: Minerals Doña Julia S.A.C, de Jorge Espejo Moreno que se resiste a paralizar sus operaciones.

Los comuneros del lugar dejaron entrever que ante las denuncias de explotación a menores de edad mineros ilegales de Huamachuco empezaron a financiar manifestaciones y promover conflictos para desviar la atención de las autoridades. A tal punto que el pastor evangélico Osvaldo Alva Polo, estuvo dirigiendo un debate sobre un Proyecto de Agua Potable en Shiracmaca junto a su sobrino Delmer Alva.