Alcalde de la Victoria sobre ambulantes en Gamarra: “No hay presupuesto” para contratar resguardo

El último jueves dos fiscalizadores de la Municipalidad de La Victoria resultaron heridos tras un nuevo enfrentamiento con un numeroso grupo de ambulantes, en el emporio comercial de Gamarra. Ante la queja de comerciantes formales por la presencia de estos vendedores que ocupan la vía pública, el alcalde de La Victoria, Luis Gutiérrez Salvatierra, sostuvo que a la fecha los ataques de estas personas son cada vez más violentos, y que no cuentan con presupuesto para contratar más personal que resguarde el ingreso a los dameros.

En diálogo con América Noticias, el burgomaestre respondió a la presidenta de la asociación Gamarra Perú, Susana Saldaña, quien responsabilizó a la comuna victoriana, a la Municipalidad de Lima y al gobierno central de que en la actualidad la zona comercial de Gamarra reporte nuevamente mayor grupo de informales en las calles, lo que provoca, según mencionó, pérdidas a los empresarios.

“El día de ayer hemos sido agredidos por un centenar de personas. Agredieron a nuestros fiscalizadores, les lanzaron piedras, los amenazaron y los corretearon. En cuanto lo que manifiesta la representante de Gamarra, está equivocada, porque no estamos en campaña. Estamos trabajando por el distrito, y tenemos necesidades porque tenemos pocos serenos. No hay presupuesto para contratar a más personal”, acotó.

Gutiérrez Salvatierra aclaró que no se puede continuar el plan ejecutado por el exalcalde George Forsyth debido a que durante la anterior gestión, el gobierno de turno, transfirió una presupuesto a la Municipalidad de La Victoria, para la contratación de mil personas para reforzar el resguardo de los accesos al emporio. Indicó que, el distrito cuenta solo con180 fiscalizadores.

“No hay presupuesto. El gobierno de ese entonces dio 16 millones de soles [a la comuna] con los cuales se contrataron mil personas, y se puso seguridad y orden en todos los dameros, pero esas personas tuvieron que retirarse porque no había forma de pagarles. Tenemos deudas, y muchas obligaciones, no podemos contratar más personal, insistió.

“La única manera es que tengamos más personal, que la Policía también se involucre y que el gobierno central nos dé una partida para poder poner orden, sino esto se va a salir de control, añadió.