Alcalde de Arequipa pide al gobierno que le permitan gestionar vacunas de China

Las previsiones de vacunas para Arequipa sufrieron una reducción importante. De las 54 mil dosis que se esperaban, poco más de 20 mil llegarán a la región. Una cantidad que solo permitirá inmunizar al personal de los hospitales, estimado en 9 mil personas aproximadamente.

Por fuera quedaron miles de servidores públicos que laboran en la primera línea de lucha contra la pandemia. Entre ellos se cuentan los trabajadores de recojo de residuos sólidos y los efectivos de seguridad ciudadana.

Para cubrir esta demanda, el alcalde provincial de Arequipa, Omar Candia Aguilar, busca gestionar vacunas desde China. El edil anunció que recurrirá a los vínculos de hermandad de la ciudad con las comunas del gigante asiático. “Estamos haciendo el pedido a los gobiernos locales de China, que en una anterior oportunidad nos han donado”, explicó.

Con tal motivo, el burgomaestre solicitó autorización al gobierno de Francisco Sagasti para proseguir con las conversaciones. “Hemos pedido al presidente de la República, al Ministerio de Salud, a la presidenta del Consejo de Ministros, primero, que nos permitan gestionar las vacunas. Porque si no nos permiten gestionar las vacunas, y si algún Estado como China nos quiere donar vacunas, debemos tener la autorización. No las podemos aplicar sin la autorización del Instituto Nacional de Salud” señaló.

El pedido no solo se limita a las donaciones. En caso no pueda gestionarlo, la intención del alcalde sería comprar las vacunas. La cantidad requerida es de mil vacunas para los trabajadores de limpieza pública y los serenos.

¿Populismo de parte del alcalde de Arequipa?

Ante el escepticismo ante su propuesta, la autoridad local negó que se trate de un ofrecimiento populista. Para ello, se remitió a las donaciones previas que se obtuvieron de parte de municipios chinos durante su gestión. Entre estas, barbijos, termómetros y equipos de protección personal.

No obstante, la situación de las vacunas es más complicada que la de los implementos de protección. De acuerdo con las autoridades chinas, existen tres vacunas producidas en ese país con ensayos de fase 3: Sinopharm, Sinovac y Coronavac. De esas, solo la de Sinopharm tiene autorización de Digemid para ingresar al país. En caso la comuna de Arequipa obtenga la donación, esta debería ser la autorizada para poder aplicarse en los servidores municipales.

Respecto a la adquisición directa, es sabido que la prioridad de los laboratorios a nivel mundial es con los gobiernos nacionales. Tanto por la magnitud de los pedidos, de millones de dosis, como por los compromisos previos con las naciones. Varios países invirtieron dinero en el desarrollo de las vacunas, por lo que tienen prioridad en la lista de envíos.

Problemas de producción

En el caso de las vacunas chinas, ya existen compromisos de venta con varios países del mundo. Al igual que los laboratorios de occidente, vienen presentando problemas para cumplir con las cuotas de producción para atender sus compromisos. Países como Turquía y Brasil reportaron retrasos en la entrega de las dosis. Mientras que la región de Hong Kong, que pidió 7.5 millones de unidades a Sinovac, no recibió respuesta a su pedido.

Al respecto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China se excusó de los retrasos aludiendo a un aumento en las necesidades del país:

“Actualmente, la demanda nacional de vacunas en China es enorme. (…) Al mismo tiempo que satisfacemos la demanda interna, estamos superando las dificultades, pensando y probando formas de desarrollar la cooperación internacional en materia de vacunas con otros países, especialmente los países en vías de desarrollo, de diferentes maneras, y proporcionando apoyo y asistencia de acuerdo con sus necesidades y nuestras capacidades”.

Fuente: elbúho.pe