Al menos 50 presos muertos por amotinamientos en tres cárceles de Ecuador

Un total de 50 reclusos muertos dejan los amotinamientos que estallaron este martes en tres cárceles de Ecuador, informó la Policía, en un aparente plan coordinado de ataques, según las autoridades.

El comandante de la Policía, general Patricio Carrillo, manifestó que se trata de una protesta generalizada en las cárceles.

“Al momento, Criminalística reporta más de 50 PPL (personas privadas de la libertad) fallecidas”, detalló la institución policial por medio de Twitter.

La violencia se apoderó de las penitenciarías del puerto de Guayaquil, en el suroeste del país, y las ciudades andinas de Cuenca Latacunga. Hasta el momento, la Policía no ha precisado si se logró restablecer el orden en las cárceles.

Frente a los amotinamientos, las autoridades activaron un puesto de mando unificado para controlar la situación.

“Ante la acción concertada de organizaciones criminales para generar violencia en centros penitenciarios del país, desde el Puesto de Mando Unificado conjuntamente con mando policial gestionamos acciones, para recuperar el control”, expresó por Twitter el ministro de Gobierno (Interior), Patricio Pazmiño.

Los motines ocurrieron en el puerto de Guayaquil, en el suroeste del país, y las ciudades andinas de Cuenca y Latacunga. Foto: Twitter
Los motines ocurrieron en el puerto de Guayaquil, en el suroeste del país, y las ciudades andinas de Cuenca y Latacunga. Foto: Twitter

Mientras tanto, el presidente Lenín Moreno atribuyó los motines a “organizaciones criminales” que están atacando de manera simultánea. Las autoridades “están actuando para retomar control de cárceles”, señaló el mandatario en Twitter.

Frente a los amotinamientos, las autoridades activaron un puesto de mando unificado para restablecer el orden. Foto: Twitter
Frente a los amotinamientos, las autoridades activaron un puesto de mando unificado para restablecer el orden. Foto: Twitter

En diciembre, varios amotinamientos en cárceles ecuatorianas a causa de disputas de poder entre organizaciones delictivas dejaron 11 presos muertos y otros siete heridos.

En noviembre concluyeron 90 días de un estado de excepción para las penitenciarias del país ordenado por el presidente Lenín Moreno, con miras a controlar “mafias” y reducir la violencia que de manera constante hay en los centros de reclusión, que albergan a unas 38.000 personas.

En medio de la pandemia de la COVID-19 y para disminuir la sobrepoblación carcelaria, Ecuador aplicó medidas sustitutivas para quienes cumplían penas por delitos menores, con lo que logró bajar de 42% a 30% el hacinamiento.

Con información de AFP