“Agua sí, mina no”, ronderos de Huancabamba se oponen al proyecto Río Blanco

Imagen cortesía

Los ronderos de Huancabamba, Ayabaca, Tabacones y San Ignacio, mantienen protestas contra el proyecto minero Río Blanco; los pobladores alegan que la actividad minera dañará la sfuentes de agua y los ecosistemas.

La secretaria de Ecología y Ambiente de las rondas de Huancabamba, Amanda Cruz informó que se mantendrán en pie de lucha pacífica en defensa de su hábitat “Nuestro objetivo es ser escuchados porque ya tenemos muertes y la empresa sin los permisos están provocando a la población”, declaró a Cultivalú.

Río Blanco estima invertir unos 2 500 millones de dólares y su proyección de vida útil supera los 20 años una producción anual de 200 mil toneladas de cobre metálico, y 3 000 toneladas de molibdeno metálico, en una mina a tajo abierto ubicada a más de 2 200 msnm, sobre territorios ubicados en las comunidades de Yanta, en Ayabaca y Segunda y Cajas en Huancabamba.