Actividades y experiencias extremas en zoológico Huachipa

A partir del próximo lunes 10, el Parque Zoológico Huachipa ofrecerá a sus visitantes, un conjunto de actividades presenciales que les permitirán disfrutar del periodo vacacional, viviendo experiencias únicas, tiernas y en algunos casos, extremas a través del Programa de VeranaZOO, que tiene como fin sensibilizar a los participantes para el cuidado del medio ambiente de una manera diferente.

Es  así  que los  niños  más  pequeños, romperán la  rutina de una  vida en la ciudad  para  cargar,  alimentar y acariciar a  animalitos de la granjita  interactiva, entre ellos   la pareja de carismáticos  minipigs,  especie que se diferencian de los  cerdos tradicionales,  ya que son  más  pequeños  y rollizos  y  pueden ser entrenados  para  que  contribuyan al  orden  y la  limpieza de su ambiente.

En este espacio además de tomarse  fotos  y alimentar  a los cerditos enanos, conejos, cuyes, ovejas  y cabras  alpinas ; los  pequeños  podrán conocer a las  gallinas japonesas, distintas de las comunes  por que las plumas que las  cubren se asemejan a una capa de peluche  que  se extiende  incluso hasta las  patas , lo cual  les da  un aspecto  curioso  que llama  la atención.
 

Las sesiones  participativas  e interactivas, así  como la celebración de  cumpleaños  dirigidos a  los  niños  en edad  escolar, incluyen diversos  paquetes  con especies como jirafas, dromedarios, pingüinos, osos de anteojos, lobos de mar, nutrias de río, tapires  guacamayos, peces y calamares,  a  los que  les darán de comer  y preparar el enriquecimiento animal  que evita  el estrés del  animal en cautiverio.

Para  las  familias  y grupos organizados  como  colegios, empresas  y otros,   que quieran experimentar  la adrenalina de manera  saludable,   se ha organizado un conjunto de  actividades  con serpientes  pitones, boas, lagartos  de lengua azul  y águilas, a  los que  podrán  observar de  muy  cerca, coger  y  tocar  para sentir  la textura de su   piel  y  plumaje.

Embajadores Ambientales
Este programa, a diferencia de los tradicionales talleres de vacaciones útiles puede desarrollarse en sesiones de uno, dos y hasta tres días. En este último caso, los participantes sean menores de edad o adultos, serán reconocidos como Embajadores Ambientales, con un certificado que reconocerá su compromiso de aplicar el conocimiento recibido en su entorno.

Este ciclo  que se  extenderá  hasta la segunda semana  de febrero, además de ofrecer  una alternativa de  conocimientos y celebraciones diferente, apunta a la sensibilización  y compromiso de los  participantes  en el cuidado de las especies  involucradas  y del medio ambiente en general, fomentando   al mismo  tiempo acciones solidarias  y  de trabajo en equipo, explicó Celia Díaz, Jefa de Educación del Zoológico.

Fuente: Agencia andina