Acribillan a policía en la puerta de su casa.

Apenas unos pasos separaban al brigadier Pablo Muro García de su vivienda ubicada en San Martín de Porres cuando fue atacado por dos desconocidos que le dispararon varias veces en un supuesto robo al paso.

Con sus últimas fuerzas, el agente se enfrentó a sus asesinos, pero las heridas eran mortales y los asesinos lograron darse a la fuga. La tarde del lunes, tras cumplir sus labores en la comisaría de Mirones Alto, en el Cercado de Lima, el agente con más de treinta años de servicio en la institución se dirigió a su vivienda, ubicada en la cuadra 3 de la calle Pedro Bermúdez ubicada paradójicamente a tres cuadras de dependencia policial de Condevilla, sin imaginar su trágico fin.

Según testigos, un sujeto baja de un vehículo negro e intercepta al brigadier PNP al verlo con una mochila en sus hombros. “El policía quiso defenderse, pero le disparó cinco veces a quemarropa. Una bala le dio en la cabeza y cayó. Al parecer quisieron robarle, pero muy cerca se quedaron sus objetos personales”, explicaron.

MINUTOS DE AGONÍA

Poco pudieron hacer los serenos del distrito y colegas del efectivo abatido, que murió tras unos minutos de agonía. “Ahora es un héroe de la ciudadanía.

Era muy bueno, en su propia familia hay policías. Exigimos que ubiquen a los asesinos. Les escucharon el acento, eran venezolanos”, dijo uno de sus amigos de toda la vida.

El jefe de la Región Policial Lima, general Jorge Angulo, ratificó que se trabaja con la hipótesis del robo y precisó que siguen los rastros del hampón al que la víctima logró herir.

“Se tuvo el reporte de una persona que ingresó al hospital Hipólito Unanue con un impacto de bala en el hombro. La Policía no se detendrá hasta capturar a los responsables”, sentenció.

el dato

Según los investigadores, siguen la pista de la persona que ingresó herida de un balazo en el hombro al Hospital Hipólito Unanue.

Fuente: radiokaribena.pe