Abuelita pide que vean sus videos de recetas para poder vivir de eso

YouTube se ha convertido en una plataforma en la cual muchas personas comparten su sabiduría de los temas en los que son expertos y de acuerdo al éxito que tenga, pueden cobrar un dinero. Es así como doña Ninfa vio en esta plataforma una oportunidad de generar ingresos, a través de un video, creyó que se convertiría en viral y conseguiría medio millón de seguidores.

Ninfa tiene 87 años y en el 2019 ccomenzó a subir videos a su canal de YouTube en el que compartía sus recetas de cocina mexicana, del estado de Guerrero.

Sin embargo, como no contaba con un celular o una cámara para grabar y una computadora para editar, dejó el canal y fue hasta el año pasado que pudo retomarlo.

La pandemia le ayudó a que lo retome y todo parecía indicar que estaba bien, pero, aunque llegó a conseguir cuatro mil seguidores, poco a poco sus reproducciones fueron bajando. Por eso, a casi un año de haber sido más constante con su canal, ella solo tenía un deseo de cumpleaños, el poder tener más reproducciones y poder monetizar sus videos.

Doña Ninfa subió un video explicando que necesitaba más horas de reproducción de sus videos para que YouTube la considerara como partner y así pudiera monetizar su contenido. Esto le ayudaría a conseguir dinero pues su avanzada edad ya no le permite trabajar.

“Yo solo les pido que me apoyen reproduciendo mis videos y compartiéndolos con sus amigos y familiares para que ellos también puedan ver y preparar mis comidas. Para que juntos, antes del 13 de abril, pueda alcanzar las cuatro mil horas de reproducción y así poder cumplir mis sueños y algún día poder monetizar y quizá vivir de eso los días que me faltan. Como ustedes saben, yo soy una persona mayor y pobre que ya no puedo trabajar. Pero sí puedo compartirles mis recetas sencillitas que sé”, decía en el video que se convirtió en tendencia en YouTube y que ya tiene más de un millón de reproducciones.

Pero ese video donde le pidió a sus cuatro mil seguidores que la apoyaran se convirtió en una sensación viral y en tan solo tres días ya tenía más de medio millón de seguidores y decenas de miles de reproducciones en sus videos.

“De todas formas (hacer videos) es para mí como un trabajo porque me pongo a hacer la comidita y me gusta hacer feliz a las personas en lo que puedo hacer”, concluyó y agradeció por el apoyo que le han

Fuente: Revista wapa