2.000 comerciantes de Gamarra quedarían en las calles tras cobros excesivos en alquileres

En el día 138 del estado de emergencia en el país, comerciantes de las galerías Yuyi y Santa Rosa en el Emporio Comercial de Gamarra alzan su voz de protesta ante lo que consideran un acto abusivo y prepotente por parte de los encargados de administrar los locales donde trabajan, luego de que se enteraran que tendrían que pagar montos exhorbitantes por los alquileres de sus negocios en plena pandemia por el coronavirus.

“Son 2.000 familias que se ven afectadas de manera directa ante una falta de diálogo para solucionar este tema. Los que están a punto de quedarse sin sustento laboral y ser desalojados”, indica Armando Córdova, coordinador general de delegados de la Galería Yuyi.

Asimismo, Córdova manifestó que la Caja de Pensiones Militar Policial (CPMP) se niega a exonerar a los inquilinos de las galerías Yuyi y Santa Rosa los cobros de alquileres durante los meses de cuarentena en donde no pudieron trabajar, a diferencia de los dueños de otras galerías que señalan que a ellos sí se les redujo los pagos.

Córdova insiste en que las cifras que cobran son impagables, ya que las moras e intereses se han ido sumando.

Parte del contrato de los comerciantes. Créditos: Pamela Advíncula.

“Es impagable. Tras la declaratoria de emergencia habían contratos vencidos y tenían que renovarse, de no renovarse en la fecha prevista nos cobran un interés diario sobre lo que se pagaba. Para los que no ha vencido su contrato, de no pagar la mensualidad en las fechas previstas pagamos un adicional del 10 % diario de lo que pagamos mensual”, recalcó.

Parte del contrato. Créditos: Reportero ciudadano.