Declaraciones de probados militantes de Sendero Luminoso y documentos policiales acreditan que Iber Maraví Olarte, el actual ministro de Trabajo, fue parte de la organización terrorista que inició las acciones armadas en Huamanga, la capital ayacuchana, entre 1980 y 1981.

Los testimonios señalan que Maraví fue uno de los responsables del aparato local senderista y que lideró algunos ataques en compañía de Orestes Urriola Gonzales, un estudiante de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga. Pero el destino fue diferente para los dos.

Mientras que Iber Maraví quedó registrado como no habido en los expedientes judiciales, el 9 de setiembre de 1980 la policía capturó a Urriola, pero no estuvo preso por mucho tiempo. El 2 de marzo de 1981, un comando terrorista que asaltó la prisión lo liberó junto con otros 53 compañeros senderistas.

Sin embargo, Orestes Urriola no abandonó la guerra terrorista. Volvió a aparecer como uno de los involucrados en el brutal ataque con coche bomba contra los edificios multifamiliares de la calle Tarata, el 16 de julio de 1992, que acabó con la vida de 17 personas e hirió gravemente a otras 155. Por este caso, Urriola purga cadena perpetua. Maraví es ministro de Estado.

El ministro de Trabajo insiste en que no fue parte de Sendero Luminoso. “No tengo siquiera ni una investigación por haber molestado una mosca, no tengo absolutamente nada”, declaró el 10 de setiembre durante una visita a Ayacucho, precisamente donde, según reportes de la Jefatura Departamental de la Policía de Investigaciones del Perú (JD-PIP), integró el aparato militar senderista y fue parte de ataques terroristas junto con sus compañeros de organización, entre ellos Orestes Urriola Gonzales.

Pero los documentos obtenidos por La República señalan indubitablemente que Iber Maraví y Orestes Urriola se conocían y que formaban parte del mismo grupo, y que durante una temporada el primero fue jefe del segundo. Años después, el exsubordinado de Maraví sería nuevamente capturado, el 25 de agosto de 1996. Fue delatado por sus cómplices como el individuo que alquiló la vivienda donde se acondicionó el coche bomba con 500 kilos de explosivos que detonó en la calle Tarata.

“El 6 de julio de 1980, a horas 2 y 30, el detenido Orestes Urriola Gonzales, y los detenidos en cárcel Edith Lagos Sáez y Herlinda Mendoza Quispe, y los no habidos Víctor Olarte Espinoza (tío del ministro) y su sobrino Iber Maraví Olarte y otros, atentaron con dinamita a la puerta principal de la Dirección Regional de Educación”, señala el reporte policial del caso. Pero ofrece también un detalle revelador. Los terroristas previamente se reunieron “en el domicilio de Iber Maraví Olarte, ubicado en la esquina de los jirones Libertad y Callao, y donde este y Urriola Gonzales dictaron una clase a los demás participantes sobre preparación y manipulación de explosivos”.

El senderista Juan Alarcón Gutiérrez, cuando fue interrogado, confirmó que incluso Urriola fue parte de un atentado liderado por Iber Maraví: “(En el) apedreamiento de Electro Perú participaron los integrantes de las cuatro zonas (de Sendero Luminoso en Huamanga: norte, sur, este y oeste), dirigido mi grupo por Iber maraví, Víctor Olarte, Edith Lagos Sáez, Orestes Urriola (…) y otras personas (…)”.

Por si queda alguna duda, el mismo testigo, Juan Alarcón, también indicó que Maraví y Urriola fueron dirigentes del aparato militar senderista en Huamanga: “El Comité Coordinador, su responsable Orestes Urriola Gonzales, y conformado por mi persona (…), Iber Maraví Olarte, (su tío) Víctor Olarte Espinoza (…)”.

grupo larepublica
Orestes Urriola Gonzales es ayacuchano y aparece en diferentes atestados policiales junto con el ahora ministro Iber Maraví. Foto: composición La República

Como se ha indicado, Orestes Urriola y sus compañeros presos en el penal de Huamanga huyeron luego de que un comando terrorista los excarceló. Como sucedió con otros senderistas, Orestes Urriola fue desplazado a Lima para que continuara con las actividades terroristas.

“Deslindo de Sendero Luminoso. Rechazo el terrorismo, venga de donde venga. Esas son mis expresiones y las digo permanentemente porque así lo siento”, también ha dicho Iber Maraví en su defensa. Sin embargo, ha evitado explicar por qué aparece plenamente identificado por terroristas detenidos por la policía entre 1980 y 1981, como responsable de las zonas norte y sur de las células terroristas en Huamanga y como integrante del Comité Coordinador senderista en la capital ayacuchana. ¿Ahora dirá que no conoció a Orestes Urriola Gonzales? Las evidencias documentales son contundentes. No solo se conocían, eran parte del mismo aparato senderista en Huamanga.

Orestes Urriola Gonzales, como Iber Maraví, también es ayacuchano, con la diferencia de que no nació en Huamanga, como el ministro de Trabajo, sino en Huancapi, en la provincia de Víctor Fajardo. Cuando el 6 de agosto de 1980 atacaron el Hotel de Turistas de la capital ayacuchana, Urriola tenía 24 años y Maraví 19 años. Su tío, Víctor Olarte Espinoza, era un poco mayor. Había cumplido 26 años.

grupo larepublica
Compañeros. Iber Maraví dirigió uno de los ataques terroristas en los que se encontraba, entre otros senderistas, Orestes Urriola Gonzales, el mismo de Tarata.

Al trasladarse Orestes Urriola Gonzales a Lima se incorporó a uno de los aparatos militares más relevantes y sanguinarios de Sendero Luminoso en la capital, Socorro Popular. Cuando se produjo el ataque a Tarata, esta organización estaba a cargo de Martha Huatay Ruiz, entonces miembro del Comité Central senderista, encabezado por Abimael Guzmán. Huatay encomendó el atentado a Carlos Mora La Madrid.

Carlos Mora, el cerebro del operativo terrorista, personalmente, en compañía de Orestes Urriola Gonzales, el excompañero de Iber Maraví, y Juanito Orosco Barrientos, quien sería el chofer del coche bomba contra Tarata, alquiló la vivienda donde se acondicionó el vehículo mortal.

grupo larepublica
Testigo. El senderista Juan Alarcón Gutiérrez delató a Iber Maraví y Orestes Urriola como dirigentes del aparato militar del PCP-SL en Huamanga desde 1980.

Todos fueron delatados por Juan Palomino Sánchez, dueño del local. Palomino reiteró ante los jueces que fue Orestes Urriola quien le pidió rentar su establecimiento, en la calle Camaná 149, en Santa Anita. La investigación policial estuvo a cargo de la Brigada Especial de Detectives A (BREDET), de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), que logró que Juanito Orosco, el conductor del coche bomba, confesara e identificara a los criminales de Tarata. No está de más decir que Orosco relató que había sido reclutado por su tío, Maximiliano Orosco Barrientos, un notorio terrorista que, como Orestes Urriola, también se desplazó desde Ayacucho a Lima. Maximiliano es nacido en Quinua, Huamanga.

Durante el juicio, el cabecilla del atentado contra Tarata, Carlos Mora La Madrid, señaló que Orestes Urriola Gonzales dependía de él, por lo que cumplió un papel trascendental en el atentado. El fallo judicial que lo condenó a cadena perpetua precisamente resalta que la actuación de Urriola fue determinante para el cumplimiento del objetivo terrorista: “Todo lo cual acredita la responsabilidad penal del acusado, a quien se le impondrá todo el peso de la ley, ya que tuvo importante participación en el alquiler del inmueble, sin el cual no hubiera sido posible la preparación de los coches bomba”.

grupo larepublica
Especialistas. Iber Maraví y Orestes Urriola tenían en común que sabían manejar y usar explosivos.

Orestes Urriola se negó a declarar en el juicio contra Abimael Guzmán por el caso Tarata. Sigue siendo un senderista convicto y confeso. Guzmán recibió una segunda sentencia a cadena perpetua, la misma que el ayacuchano Urriola. Su excompañero y paisano Iber Maraví ejerce como ministro de Trabajo.

Cadena perpetua

Orestes Urriola Gonzales cuando fue arrestado por agentes de la Brigada Especial de Detectives A (BREDET), el 25 de agosto de 1996, cuatro años después de la masacre en Tarata.

grupo larepublica
Orestes Urriola Gonzales

Los jueces castigaron con la máxima pena a Urriola porque su participación fue clave para que los terroristas consiguieran volar la calle Tarata con un coche bomba.

grupo larepublica
grupo larepublica

Fuente: larepublica.pe